En el marco del 98 aniversario de la fundación de Club Necaxa, el equipo recibió ayer por la noche a su similar de Juárez en duelo correspondiente a la jornada seis del Grita México Apertura 2021. Memo Vázquez tuvo que realizar algunos cambios en el once ideal comenzando con el regreso de Fernando Meza a la defensa necaxista por lesión de Agustín Oliveros, además de Mauro Quiroga que regresó al once inicial.
Fue precisamente el nueve de Necaxa el que tuvo la primera oportunidad de gol al 9′ de acción con un cabezazo seco que parecía techar a Hugo González, sin embargo, el ex rayo realizó una excelente atajada evitando el primero de los locales. Diez minutos después Brian García robó una pelota en medio campo provocando un gran contragolpe de Necaxa, el lateral sirvió la pelota para Rodrigo Aguirre que entrando al área por punta izquierda metió potente zurdazo que Hugo atajó recostando sobre su izquierda. El encuentro cayó en un bache enorme con un ritmo lento que desembocó en minutos pesados para la afición que veía como pasaban los minutos sin emociones, el único acercamiento fue un disparo de larga distancia de Maxi Olivera que Malagón no tuvo problemas en controlar.
En el entretiempo se celebró una pequeña ceremonia por el 98 aniversario con Rayito llevando globos con el número 98 y la directiva cortando el pastel conmemorando la fecha. Para la segunda mitad las cosas se mantuvieron igual, con pocas emociones. Fue hasta el 66′ cuando una pelota parada terminó en varios rebotes en el área de Juárez, Ángel Sepúlveda conectó un buen remate que parecía tener dirección de gol, pero la defensa visitante evitó que pasara a mayores. Los minutos continuaron y parecía que el partido terminaría en un empate sin goles, decepcionando a la afición que esperaba una victoria. Al 84′ las cosas cambiaron gracias a un madruguete de Maxi Salas que cobró rápido un tiro libre, dejando solo a Luis García por la izquierda del campo, el mediocampista mexicano ingresó al área para sacar un punterazo que fue desviado por la defensa fronteriza, dejando sin chance a Hugo de reaccionar y terminando en el fondo de las redes, provocando la explosión de emociones en toda la afición que se unió en el grito de gol con los jugadores.
El resto del encuentro ocurrió sin llegadas claras con Juárez tratando de empatar, pero sin encontrar la manera de causar peligro en el arco de Necaxa. Al final, los Rayos coronaron una semana doble perfecta, sacando 9 puntos de 9 posibles para sumar tres victorias al hilo y escalar hasta el octavo lugar de la clasificación.