Este sábado por la mañana, los Rayos recibieron en Casa Club a su similar de Mazatlán en las categorías Sub 20 y Sub 18. En el partido de la Sub 20, los necaxistas iniciaron de muy buena manera, ya que desde los primeros minutos se apoderaron por completo del balón y marcaron el ritmo del partido, en donde con un estilo muy vertical estuvieron agobiando a su rival. El poderío ofensivo comenzó su festín al minuto 6′, cuando, tras un gran disparo por parte de Diego Gómez, los Rayos se adelantaron en el marcador. La insistencia necaxista aumentó con el paso del encuentro y, para el minuto 17′, el central Fabricio Formiliano encontró la oportunidad para poner el segundo del partido para los de Aguascalientes. El resto de la primera mitad navegó con un ritmo impuesto por lo dirigidos de Guadalupe Ramos, quienes con la ventaja supieron controlar a su rival y apagar de manera oportuna las intenciones de éste. El primer tiempo culminó con victoria momentánea para los locales por 2-0. La segunda mitad se vivió con unos Rayos controlando el balón y con unos visitantes buscando a toda costa meterse en la lucha de los tres puntos. Los necaxistas, sabedores de su ventaja, no cedieron ningún espacio a los mazatlecos, que buscaban de todas las formas posibles penetrar a los Rayos. A pesar de que por instantes los de Mazatlán mejoraron en su propuesta ofensiva, poco pudieron hacer puesto que la experimentada defensiva necaxista repelió y controló cualquier intento de la vista. El partido culminó con victoria para los Rayos con un marcador de 2-0.
En el partido de la Sub 18, los Rayitos saltaron al terreno de juego con mucha intensidad y con la intención de apoderarse de la pelota para poder manejar el ritmo del encuentro. Conforme los minutos pasaron, los aguascalentenses fueron sintiéndose más cómodos en el terreno de juego y siendo superiores a su rival, ya que gestaron las llegadas de gol con más peligro. La anotación necaxista llegó al minuto 35′, obra de Oliver Cruz. Los mazatlecos intentaron reaccionar, sin tener posibilidad de vencer el arco rival, por lo que la primera mitad culminó con un marcador 1-0. En la segunda mitad, los visitantes sorprendieron a los necaxistas, que mostraron una cara totalmente distinta, en la que destacaba la intensidad y la idea ofensiva. El gol mazatleco no tardó en caer, por lo que el marcador se igualó en Casa Club y obligó al estratega Luis García a replantear las cosas en el terreno de juego. Los minutos siguientes se vivieron con un Necaxa volcado al ataque y con unos mazatlecos cautelosos defendiendo el marcador. La presión ejercida por los necaxistas otorgó ciertos espacios para los visitantes, mismos que aprovecharon para anotar el segundo del partido. Luego de la sacudida, los de Aguascalientes intentaron de todas formas igualar los cartones, sin embargo, el tiempo no fue suficiente, por lo que a pesar del esfuerzo no pudieron quedarse con la victoria en casa. Ambos representativos, ya no tienen chances de liguilla y buscaron un cierre positivo en la jornada 17 visitando al Atlas.