El exsecretario de Finanzas y exdiputado federal, Raúl Cuadra García, logró un nuevo amparo a su favor que prácticamente le absuelve, pues la sentencia declara prescrito el delito de ejercicio indebido de servicio público por el que se le seguía un proceso ante el Juzgado Sexto Penal en el Estado.

Si bien Cuadra García sigue privado de su libertad en el Cereso para varones de la salida a Calvillo, a pesar de tener la resolución de cumplir arresto domiciliario desde la semana pasada, gracias a un amparo para ponerlo a salvo de algún posible contagio por COVID-19 en el Cereso al ser vulnerable por edad y enfermedad, la situación es que no se ha podido efectuar con las garantías para el depósito de la fianza solicitada, mismas que son de tipo inmobiliario, pero ahora sí, es prácticamente seguro que en esta misma semana salga del Centro de Reinserción Social para seguir el arresto en su casa.

De acuerdo a información proporcionado por el litigante penalista Julio Serna Ventura, el Juzgado Primero de Distrito en el Estado concedió el amparo al exfuncionario luego de la revisión del expediente 72/2020, tras considerar que el delito de ejercicio indebido del servicio público por el que se tenía la orden de aprehensión dentro de la causa penal 43/2014 ha prescrito debido a la inactividad procesal.

Recordó que la orden de aprehensión fue girada el 10 de marzo de 2014 pero fue hasta octubre del año pasado cuando se cumplimentó, siendo el delito de ejercicio indebido del servicio público el que contempla 4 años para su prescripción y en su caso pasaron 5 años 3 meses y 9 días desde la orden hasta su captura.

El juez de Distrito echó abajo lo dictado por el juez Sexto Penal en el Estado, pues a decir de la autoridad federal no debían duplicarse los términos para contabilizar la prescripción de los delitos al haber sido detenido el acusado fuera de Aguascalientes, pues de acuerdo al artículo 595 del Código Penal del Estado, eso aplicaría solo en caso de que hubiera existido una sentencia condenatoria, pero en este caso sólo había una orden de aprehensión.

El mismo juez de Distrito consideró que el delito de peculado por el que se giró la orden de aprehensión al inculpado, no estaba prescrito al momento de su detención, no obstante el abogado Serna Ventura consideró que es desacertada esa consideración, y por ello será combatida a través de un recurso de revisión que prevé la Ley de Amparo en busca de también obtener la prescripción.