Claudia Salazar y Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La discusión del castigo a las organizaciones de la sociedad civil (OSC), para que reciban menos donativos, detonó la mayor confrontación que hasta el momento han tenido los diputados en lo que va de la breve 65 Legislatura.
Durante una larga jornada, con 511 reservas y 135 oradores, la oposición le ganó a Morena la votación para discutir la primera reserva sobre el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, presentada por la priista Laura Barrera, que permitiría aumentar el monto a deducir por las personas físicas donatarias.
La mayoría de Morena reaccionó con enojo y votó en contra de la propuesta, tras dos horas de debate.
Cuando la primera oradora, Margarita Zavala, subió a la tribuna para hablar a favor de la reserva, diputadas morenistas gritaron repetidamente «ABC, ABC», en alusión a la guardería subrogada del IMSS incendiada en 2009 en Sonora, durante el gobierno de Felipe Calderón, con el fin de interrumpirla e impedirle seguir.
Tras peticiones de orden, diputados de Morena y PT le dieron la espalda a Zavala, algo que no había sucedido desde la 61 Legislatura, cuando diputados del PRI y PAN le hicieron lo mismo al petista Gerardo Fernández Noroña, que lanzó insultos contra los grupos parlamentarios.
«Eso es lo que le están haciendo al pueblo de México: darle la espalda. Y le están dando la espalda a las organizaciones sociales, que son necesarias, necesarias porque se ejerce la solidaridad, porque se trabaja desde un principio de subsidiaridad y porque se construye el bien común», expuso Zavala, al afirmar que las OSC son necesarias, no un mal necesario.
Ante la actitud contra Zavala, la diputada Melissa Vargas acusó violencia política en razón de género contra la ex primera dama por parte de Morena.
«Darle la espalda a una mujer que están invisibilizando su posición, se llama violencia política en razón de género, y queremos que quede asentado y que haya sanciones al respecto. No entiendo por qué Morena le tiene tanto miedo a las mujeres cuando suben al estrado, sólo hay violencia», afirmó.
El siguiente orador fue el petista Gerardo Fernández Noroña para hablar en contra y nuevamente responsabilizar a Zavala por la muerte de los niños de la guardería.
«Huele a azufre, esta tribuna huele a azufre, huele a mentira, huele a hipocresía, huele a falsedad, huele a usurpación, quedó oliendo a traición, quedó oliendo a 49 niños que murieron quemados vivos en la guardería ABC, quedó oliendo a niñas y a niños que siguen con las secuelas de esa barbarie de negocios al cobijo del poder que los familiares de Felipe del Sagrado Corazón de Jesús Calderón Hinojosa hicieron durante la usurpación», dijo el petista.
Los panistas reaccionaron. También le dieron la espalda a Fernández Noroña y empezaron a tomarse selfies, para ignorar al orador.
«Pido, compañero diputado presidente, que aquellos que dijeron, que se quejaban de que daban la espalda, están en su selfi perpetua de cinco minutos, que les llame al orden por favor», expresó, mientras el presidente de la mesa lo apuraba a seguir.
Iracundo, el petista manoteó en la tribuna. «No. No, diputado presidente, te exijo que pongas orden. Es una vergüenza que esa bola de mafiosos, que esa bola de mangantes esté haciéndose fotografías, mientras estamos tratando su tema con absoluta seriedad. Te vuelvo a exigir que pares el reloj y que pongas orden en esta sesión», expresó, mientras los panistas dejaban el salón de plenos para no oírlo.
Tras hablar contra las organizaciones y acusar que no pagan impuestos, Fernández Noroña continuó contra Zavala y Felipe Calderón, a quien acusó que ser socio del narcotráfico.
«El principal operador contra el narco del gobierno usurpador de Calderón acaba de declararse culpable y cooperará con el Gobierno de Estados Unidos para que le llegue el turno a tu marido, a tu marido, diputada Zavala. Velo a defender. Ven a decir aquí que no merece la cárcel. Ven a decir aquí que no usurpó la Presidencia.
«Ven a decir aquí que no sirve a los intereses de las transnacionales de la energía eléctrica. Se necesita cara dura para hacer el papelito que viniste a hacer aquí en tribuna», reclamó.
En su turno, el coordinador de Movimiento Ciudadano, Jorge Álvarez Máynez, reprochó al petista que la crítica en contra de la panista se base en lo que hizo su marido, Felipe Calderón, cuando fue Presidente.
«Qué bueno que desinfecten este micrófono de misoginia, de vergüenza, porque miren, les voy a explicar: todos tenemos derecho a debatir entre iguales, yo puedo debatir con Margarita Zavala sobre sus ideas, trayectoria, sobre sus argumentos, pero decirle a una mujer que es una caradura por lo que hizo su marido, eso es violencia de género, aunque no le guste al violentador», dijo.
El emecista lamentó que critiquen a la panista los diputados del partido que pretende hacer candidata presidencial a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, quien es la responsable, dijo, por los niños que perdieron la vida en el derrumbe del colegio Rébsamen.
«A la miseria humana que vino a hablar del ABC, ¿a quién quieren hacer su candidata presidencial? ¡A la responsable de la muerte de 19 niñas y niños en el Rébsamen, a Claudia Sheinbaum, esa es su candidata a la Presidencia!», sostuvo.
Álvarez Máynez advirtió que Morena castiga a las organizaciones porque ahí hay gente independiente que piensa y se siente traicionada por el Gobierno federal, porque hacen una labor de crítica y mantienen su autonomía.
«Lo que le molesta más a este régimen es una organización que tiene autonomía e independencia para pensar, y por eso les molestan las organizaciones, académicos, científicos», expresó.
Al final, el presidente de la Mesa Directiva se negó a una votación con el tablero, que evidenciaría al grupo mayoritario votando en contra de las organizaciones sociales, e instruyó la votación nominal.
Durante la noche y la madrugada siguió la discusión del dictamen, en un ambiente de confrontación.

¡Participa con tu opinión!