Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante la recomendación de la OMS de vigilar la nueva variante del virus Sars-Cov-2 reportada por Inglaterra, el sistema nacional de laboratorios de México inició la búsqueda de ésta, informó ayer José Luis Alomía, director general de Epidemiología.
“Esto es un trabajo que ya empezó a realizar el InDRE. Es decir, ya teniendo y conociendo cuál es la secuencia genética y cuáles son las mutaciones específicas, nuestra red nacional de laboratorios va también a estar realizando a partir de ya un enfoque sobre la búsqueda (de la variante)”, explicó.
El objetivo es certificar con evidencia que la variante presenta, o no, un riesgo adicional.
Dijo que la OPS ha dicho que esta nueva variante no incrementa el riesgo de la enfermedad grave como si el hecho de pertenecer a los grupos vulnerables.
Aseguró que Inglaterra ha estudiado poco más de mil casos con esta variante y no se ha demostrado que cause una enfermedad más grave.
Hasta el momento, agregó, están identificadas más de 100 mutaciones del virus en distintas partes del mundo en lo que va de la pandemia.
Explico que se indaga si el aumento de casos en Reino Unido se debe a la nueva cepa o a la temporada invernal y las fiestas decembrinas.
Hasta ahora no hay evidencia de que la nueva cepa o variante del coronavirus identificada en el Reino Unido provoque una infección más grave o afecte a la eficacia de las vacunas en proceso señaló Alejandro Macías, ex Comisionado Nacional contra la Influenza.
El infectólogo llamó a no alarmarse por la nueva cepa, pero advirtió que se debe estar alerta.