Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Lassa, el SARS-CoV-2 y el Ébola son los virus con el riesgo más alto de causar un derrame zoonótico, es decir, de transmitirse de la vida silvestre a los seres humanos, según la plataforma SpillOver: Viral Risk Ranking desarrollada por la Universidad de California en Davis (UC Davis).

La nueva aplicación web ordena 887 virus por su riesgo de derrame zoonótico, que ocurre cuando un virus sobrepasa las barreras naturales para transmitirse o “derramarse” de una especie a otra, de acuerdo con la Universidad Estatal de Ohio (OSU, por sus siglas en inglés).

Cada uno de los virus analizados cuenta con una calificación de riesgo, cuyo valor máximo es 155 puntos.

La herramienta está basada en un estudio publicado en la revista científica “Proceedings of the National Academy of Sciences” (PNAS, por sus siglas en inglés), que identifica los factores de riesgo más importantes en términos virales, de huésped y de medio ambiente que influyen en los derrames zoonóticos.

Según la plataforma, el virus de Lassa es el que representa mayor riesgo de derrame zoonótico, con una calificación de 91 puntos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) detalla que se transmite a los humanos por contacto con alimentos o utensilios domésticos contaminados con orina o heces de roedores.

En segundo lugar se encuentra el SARS-CoV-2, responsable del Covid-19, seguido por el virus del Ébola. Ambos tienen una calificación de riesgo de 87 puntos.

Los investigadores detallaron en un comunicado que aún se desconoce información clave sobre el SARS-CoV-2, como el número de especies huéspedes y su distribución. Conforme se conozca más sobre este virus, es posible que ocupe el primer puesto.

El cuarto escaño corresponde al virus de Seúl, que se transmite de las ratas al ser humano luego de la exposición a los aerosoles derivados de su orina, heces o saliva. También tras la exposición al polvo de sus nidos. Su calificación es de 86 puntos.

Los lugares del quinto al séptimo comparten la calificación de 86 puntos. Se trata de los virus de Nipah, de Hepatitis E y Marburgo.

Del octavo al décimo sitio están el virus de inmunodeficiencia en simios (VIS), el virus de la rabia y el virus de la coriomeningitis linfocítica (LCM, por sus siglas en inglés). La calificación de los tres es de 85.

“El SARS-CoV-2 es sólo un ejemplo de muchos miles de virus que están allá afuera, que tienen el potencial de derramarse de animales a humanos. Necesitamos no sólo identificar, sino también priorizar las amenazas virales que tienen los riesgos más altos de derrame antes de que otra pandemia devastadora ocurra”, apuntó Zoë Grange, investigador posdoctoral del One Health Institute de UC Davis y desarrolladora líder de SpillOver.