Evlyn Cervantes Silva 
Agencia Reforma

CDMX.- Ante el déficit de agua en las principales presas nacionales, 11 entidades instrumentaron medidas para racionar el líquido que abastecen a la población.

Mientras en la Ciudad de México el abasto se redujo de 10 a 9 mil litros por segundo debido a que las presas que abastecen al Sistema Cutzamala reportan un 75 por ciento de almacenamiento, 13 municipios del Estado de México acordaron implementar una estrategia común para administrar de forma ahorrativa el líquido.

Los municipios del Estado de México que se comprometieron a impulsar medidas de ahorro son Cuautitlán Izcalli, Toluca, Huixquilucan, Naucalpan, Atizapán de Zaragoza, Nicolás Romero, Coacalco, Tultitlán, Tecámac, Acolman, Ecatepec, Nezahualcóyotl y Tlalnepantla.

De acuerdo con la Comisión Nacional del Agua (Conagua), los municipios de otras 13 entidades también tomaron medidas de ahorro ante la escasez del líquido.

Por ejemplo, en Tabasco se limitaron las extracciones de la presa Peñitas, debido a la escasez de agua y esto ha derivado en una escasez de suministro en la ciudad de Villahermosa.

En Baja California, se están instrumentando medidas de reducción de asignaciones de agua para riego por las condiciones de sequía en el río Colorado.

Lo mismo ocurre en San Luis Potosí, Nuevo León, y Tamaulipas por la disminución de volúmenes de agua almacenados en las presas.

En tanto, debido a las condiciones de sequía excepcional que se reportan en tres municipios de Oaxaca y cinco de Veracruz, se efectuará un recorte al suministro con fines de ahorro de agua.

La misma estrategia se aplica en municipios de Hidalgo, Querétaro y Chiapas.

En estas entidades se han realizado medidas de reducción del abasto de agua en bloque.

Las acciones específicas de ahorro hídrico se definen en las sesiones de los Consejos de Cuenca.

Aquellas ciudades que se abastecen de aguas superficiales como el caudal de ríos o lagos, se aplican tandeos como parte de la estrategia de ahorro hídrico frente a la sequía que predomina este año en gran parte del territorio nacional.

Las reducciones en el abastecimiento de agua por sequía, pueden ir de 10 a 15 por ciento cuando se trata de acciones voluntarias, de 15 a 25 por ciento cuando son acciones obligatorias, del 25 al 40 por ciento si se trata de una sequía severa y se ordena una reducción superior al 40 por ciento en el abasto cuando se reporta una sequía crítica en la zona.

Reportes de la Conagua detallan que, hasta el 30 de septiembre, 65 de las 206 presas más importantes del País, registraban un almacenamiento entre el 50 y el 75 por ciento de capacidad, lo que representó un volumen total de 48 mil 859 millones de metros cúbicos.

Asimismo, 21 presas fueron reportadas por abajo del 50 por ciento de su almacenamiento con un volumen total de 266 millones de metros cúbicos.