Belén Rodríguez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La próxima Administración podría quitar el hangar presidencial del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), espacio que podría ocupar para plataformas remotas, dijo Javier Jiménez Espriú, futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes.
“Hay sitios para hacer plataformas remotas y a lo mejor quitamos el hangar presidencial, creo que ya no lo vamos a usar.
“¿Para qué lo queremos si ya no va a haber avión?”, dijo.
Descartó que el Gobierno federal necesite una pista especial, incluso en caso de emergencias y en tales situaciones podría usar las pistas existentes, como Santa Lucía, en donde están todos los servicios del Plan DN3, la cual seguirá operando mientras no lo impida el Nuevo Aeropuerto.
El Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ha dicho que venderá el avión presidencial.
El mes pasado, en un encuentro con seguidores en Querétaro, López Obrador dijo que será el 1 de diciembre cuando se publicarán las bases para la venta o renta del avión presidencial.
Respecto a la consulta sobre el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), Jiménez Espriú dijo hoy que incluir el aeropuerto de Toluca como una de las alternativas atiende a la necesidad de responder a una demanda creciente en los próximos seis años.
De acuerdo con Espriú, quien participó en el Foro Infraestructura, organizado por el IMEF, el ingeniero gerente del proyecto del Nuevo Aeropuerto ha informado que el proyecto podría estar listo a finales de 2022.
Sin embargo, equipo del Gobierno entrante estima que estará listo por lo menos al 2024.