GUADALAJARA, Jalisco.- Tras perder alrededor de 35 kilos con ayuda de una operación de manga gástrica a la que se sometió en el mes de junio, Julio Preciado volverá al quirófano, pero ahora para realizarse unos «arreglitos» estéticos.
La cirugía plástica, afirmó el cantante sinaloense, será en marzo, una vez que haya bajado los cuatro kilos que le faltan para llegar al peso que le sugirieron sus médicos.
El procedimiento estético será para retirarle la piel que le sobra en el abdomen, pero además, dijo, le realizarán unos ajustes en la papada y en los párpados para mejorar su imagen.
De acuerdo con el famoso, pretende donar la piel que le retirarán, a una asociación dedicada a apoyar a personas con quemaduras.
«Cuando adelgazas demasiado te quedan detalles como el exceso de piel, entonces ahora vamos a ir con un cirujano plástico para hacernos unos arreglos como el de la papada, vamos a hacernos un poquito en los ojos y retirar toda la piel que sobra del abdomen.
«Debo pesar 86 kilos, me faltan 4 para esa meta y si los doctores lo permiten, vamos a donar la piel para personas quemadas, es una idea que los cirujanos me propusieron y yo encantado si se puede ayudar», platicó el músico, quien acudió el miércoles pasado a la gala con causa que se realizó en el Museo Cabañas con la presencia de Alejandro Fernández. (Lorena Jiménez/Agencia Reforma)