Claudia Salazar y Viridiana Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El diputado Saúl Huerta, quien es acusado de abuso sexual y violación de un menor de edad por la Fiscalía de la Ciudad de México, perdió el fuero constitucional, por lo que deberá enfrentar las acusaciones que pesan en su contra.

Por mayoría de 447 votos y sólo dos abstenciones de los legisladores presentes, la Cámara de Diputados aprobó el desafuero del legislador que fue expulsado de Morena.

“La Cámara de Diputados declara hay lugar a proceder penalmente contra el diputado Saúl Huerta Corona; notifíquense a las partes la resolución”, dijo la diputada Dulce María Sauri, presidenta de San Lázaro.

En el listado electrónico, ni Saúl Huerta ni Mauricio Toledo, los legisladores bajo escrutinio, participaron en la votación. Las abstenciones fueron de los diputados morenistas Paola Tenorio y Agustín García Rubio.

Para María Guadalupe Lezama y Raúl Reyes, papás del menor de edad que fue presuntamente violado por Huerta, el desafuero del poblano representa un paso en su reclamo de justicia.

A más de tres meses de denunciar el caso ante la Fiscalía de la CDMX, ayer celebraron que la Cámara de Diputados haya decidido, por fin, retirarle la inmunidad; además, exigieron que no sea protegido por intereses políticos.

“No vamos a estar tranquilos hasta que se haga justicia, hasta que se encuentre el diputado en la cárcel para que ya no lo sigan solapando y sigan resguardándolo”, expresó María Guadalupe Lezama.

Raúl Reyes, papá del menor, dijo que en esta lucha aún les queda un largo camino.

“Es una guerra que seguimos peleando, estamos ahorita en lo que cabe contentos por el desafuero hacia el diputado Saúl Huerta, pero es un largo camino que todavía nos falta (recorrer)”, expresó.