Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ocho casetas de Nayarit que estaban tomadas desde hace meses fueron liberadas la madrugada de ayer por elementos de la Guardia Nacional (GN), en coordinación con otras fuerzas federales y estatales.
Los operativos simultáneos, en los que hubo 10 detenidos, se realizaron a las 3:00 horas luego de que el 21 de septiembre el Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que se iba a “actuar” en la Autopista Tepic-Mazatlán para recuperar dichas casetas.
Las garitas liberadas, donde se exigían cuotas obligatorias a los automovilistas, son las de Acaponeta, Ruiz, Trapichillo, La Cantera (Libramiento Norte de Tepic), Santa María del Oro, Matanchén (San Blas), Amado Nervo y Compostela.
Estaban tomadas desde hace meses, y en algunos casos más de un año, por personas que se identifican como agricultores y ejidatarios afectados por la expropiación de tierras para la construcción de la Autopista.
Según reportes, las personas que mantenían tomadas las casetas de cobro exigían a los automovilistas un pago de “peaje” de entre 50 y 80 pesos. Las pérdidas para los concesionarios ascienden a más de 2 mil millones de pesos este año.
El Comandante de la GN, Luis Rodríguez Bucio, y el subsecretario de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, destacaron la labor de la corporación para liberar las casetas en Nayarit.
“Apoyados por autoridades federales y locales, y dando privilegio al diálogo, liberaron las casetas de peaje en Nayarit, lo que permitirá ofrecer mejores garantías de tránsito y seguridad a los ciudadanos”, señaló Bucio.
“Gran trabajo de coordinación (…) permitió recuperar las casetas de peaje de la entidad, mediante un operativo exitoso de diálogo y proximidad social, siguiendo los protocolos correspondientes”, agregó Mejía.
REFORMA publicó que la toma de casetas ha ido en aumento, sin que necesariamente las autoridades de Seguridad intervengan para impedirlo. Se calcula que entre 20 y 25 casetas son tomadas todos los días por distintos grupos.

‘Prevaleció derecho’
El Gobernador de Nayarit, Antonio Echevarría, advirtió ayer que detrás de la toma de las casetas que fueron liberadas por fuerzas federales durante la madrugada, hubo intereses criminales.
“Se liberaron (las casetas) de grupos ajenos, incluso, a los originales demandantes de diversas causas relacionadas con la construcción de la autopista, pero ligados a otros intereses criminales”, señaló.
En una serie de mensajes difundidos en redes sociales, subrayó que la liberación de las ocho casetas del estado representa sin duda la prevalencia del Estado de derecho, pero también significa la seguridad de las familias que a diario se trasladan por dichas vías de comunicación.
“Hoy no sólo se recuperan casetas, hoy se protegen y garantizan los derechos de la ciudadanía”, recalcó el nayarita.
“Un ejemplo claro son los cerca de 90 accidentes que se presentaron durante los meses que estuvieron tomadas, en los cuales hubo 30 muertes. Las personas que sufrieron estos percances no contaron con ningún tipo de seguro, viendo afectadas sus vidas y su patrimonio de manera directa”.