Alerta la Asociación Hidrocálida de Agencias de Viajes sobre la proliferación de páginas apócrifas en internet de pseudo agencias que ofrecen paquetes con ofertas fantásticas que son sólo engaños para la población que cae en ese tipo de fraudes, destacó su presidente, Jorge Luis Reyes González.
Señaló que la característica principal de este tipo de anuncios en internet o en redes sociales es que se ofrecen tarifas muy económicas como gancho y como ejemplo hay quienes ofrecen una estancia de 5 días y 4 noches a Cancún con hotel todo incluido y avión por 3 mil 500 o 4 mil pesos, lo cual resulta ilógico. “El boleto de avión en su tarifa normal a Cancún por muy barato se consigue en 2 mil 800 a 3 mil pesos, por mil pesos de hotel es ilógico y más si es todo incluido, aunque sea el hotel de la más ínfima calidad no puede costar mil pesos o el vuelo no puede costar mil pesos y los servicios allá por 3 mil pesos por 4 noches todo incluido”.
Estableció que desafortunadamente mucha gente sí cae en ese tipo de engaños y después vienen las consecuencias de que no lo pueden utilizar o cuando lo quieren usar hay que pagar 2 veces más de lo que habían dado de anticipo o del total que habían pagado, por lo que “siempre he insistido en que primero hay que investigar todo, antes de hacer compras sobre todo en línea y contar con la información necesaria para viajar porque puede haber contratiempos cuando no se lleva la documentación correcta”.
Otra particularidad es que ese tipo de páginas aparecen un día y luego desaparecen cuando se les empiezan a juntar los reclamos de la gente, además de que muchas no indican el domicilio, la ciudad y mucho menos el país, aunque en muchas ocasiones éstas se ubican en el extranjero o ponen domicilios ficticios en Cancún. “Incluso yo he pedido información y nunca contestan. Hay gente que sin preguntar nada, van y depositan y cuando uno quiere información más detallada no la envían”.
Por lo anterior, Reyes González hizo un atento llamado a la población a acudir a una agencia de viajes establecida y tomarse el tiempo para que les corroboren la información que aparece en internet ya que en ocasiones el mismo establecimiento les puede ofrecer algo similar o de mejor calidad con una pequeña diferencia, “ya que nosotros tenemos información de varios proveedores y hoteles que las páginas de internet muchas veces no la tienen”.