En el Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores se ha planteado la posibilidad de aumentar de sesenta a setenta años de edad, el requisito para la emisión de la credencial para acceder a diversos descuentos en bienes y servicios, a razón del incremento del tiempo de vida de la población mexicana, informó la delegada Mayela Silva Rodríguez.

Hoy en día, en Aguascalientes suman más de ciento diez mil personas adultas mayores, donde el noventa por ciento de ellas han optado por credencializarse a lo largo de tres décadas para acceder a una abundante gama de descuentos en bienes y servicios que se ofertan en la entidad y en todo el país, y que oscilan de un 5 a un 50%, indicó.

Sin embargo reconoció que el diez por ciento restante de la población que ha cumplido ya los sesenta años de edad no tienen ningún interés por acceder a su tarjeta de descuentos del Instituto Nacional de Personas Adultas Mayores, al habitar en zonas rurales, por no tener muchas oportunidades de salir de sus lugares de origen y por contar con más de ochenta años de edad.

Este año, alrededor de cuatro mil personas aguascalentenses cumplirán el requisito fundamental de alcanzar los 60 años de edad, quienes son los primeros en acudir a la delegación del Inapam para solicitar su tarjeta de descuentos, con el propósito de acceder a descuentos de hasta el 50%.

La delegada del Inapam estimó que entre diez mil y once mil personas acudirán este 2017 a solicitar el servicio de credencialización, donde el 40% de aquellas se trata de adultos mayores que alcanzan los sesenta años de edad, el resto se relaciona con reposiciones por pérdida de la tarjeta de descuentos.

Mayela Silva Rodríguez indicó que hay muchas personas todavía que habitan principalmente en la zona rural que no les interesa contar con el servicio de la tarjeta de descuentos, al justificar que no salen de su área de influencia, además que son mujeres y hombres ya en edad avanzada y que les cuesta trabajo desplazarse solos, aparte de que carecen de apoyo de familiares que los ayude a trasladarse hasta las zonas urbanas.

La funcionaria federal precisó que el 30% de las personas adultas mayores de Aguascalientes viven en las comunidades rurales del estado, las cuales son atendidas por las oficinas del Inapam, donde el 70% de ellas se encuentran en instalaciones del DIF Municipales, con excepción de Pabellón de Arteaga y Rincón de Romos que tienen sus casas del Abuelo, y en Aguascalientes que opera en la Presidencia Municipal.

Sin embargo, en el área urbana, la población mayor a 60 años de edad se encuentra prácticamente atendida el 90% de ese sector, quienes buscan los descuentos del 50% en servicios como el impuesto predial y en sus consumos de agua potable.

Tan solo en el servicio de transporte foráneo de autobuses y de aerolíneas (Interjet y Aeroméxico) en Aguascalientes se ofrecen descuentos de 50, 25 y 30%, respectivamente, indicó.

En el Municipio de Aguascalientes existen 85 establecimientos que han firmado convenios con el Inapam para acceder al mercado de la población adulta mayor, donde se ofrecen descuentos que oscilan de un 5 a un 50% en productos como zapatos, tiendas de ropa, farmacias, médicos particulares y especialistas, laboratorios, entre otros.