Renata Tarragona
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Un mayor precio internacional de la fibra de algodón de entre 20 y 30 por ciento hizo que los agricultores en México les regresará el interés por aumentar este cultivo, pero se toparon con escasez de semilla mejorada.
De acuerdo con la empresa operadora de bolsas globales, ICE Futures de Estados Unidos, los precios futuros del algodón ascendieron a un dólar por libra por primera vez en casi una década, debido a las adversidades climáticas y a dificultades en el transporte.
Raúl Treviño, presidente del Comité Nacional Sistema Producto Algodón, explicó que en 2022 se espera mayor interés por aumentar la superficie, de quienes siguieron con la actividad y de los que optaron por otros cultivos, como el maíz, ante la falta de semilla.
Sin embargo, los que quiera regresar no van a poder hacerlo definitivamente.
«Si este año cambiaron a otro cultivo y ahorita el algodón tiene un precio más atractivo y ellos tienen una inversión ahí que no está trabajando, se van a regresar definitivamente a la siembra de algodón porque es necesario, pero el problema es la disponibilidad de semilla», explicó Raúl Treviño.
En 2020 se redujo en 35 por ciento la superficie de cultivo por escasez de semilla híbrida de última generación, por lo que la producción de algodón en México totalizó un millón de pacas, 30 por ciento menos que en 2019.
Este año se espera una producción de 1.1 millones de pacas, 10 por ciento más, en una superficie de 150 mil hectáreas.
Lo anterior debido a mayores rendimientos del promedio en la región Lagunera y Chihuahua, principales productores de la fibra en el País.

Para com
No obstante, si bien este crecimiento del 20 al 30 por ciento en el precio es un aliciente para solventar la bolsa de los agricultores, deben elaborar un esquema de protección, pues es poco probable que los precios permanezcan hacia junio o julio del siguiente año.

Sin especificar cifras, Treviño aseguró que se espera una demanda superior a los 2 millones de pacas en la industria textil, misma que continuará sin satisfacerse por los productores de algodón mexicanos a causa de la prohibición de la Semarnat para importar las semillas mejoradas desde hace dos años, por lo que las importaciones provenientes de Estados Unidos, de las cuales un 95 por ciento son de fibra producida con semillas transgénicas, continuarán.

¡Participa con tu opinión!