Cinco agrupaciones de taxis que representan a más del 50% de los concesionarios del estado de Aguascalientes, buscarán este jueves una audiencia con el gobernador Martín Orozco Sandoval para solicitarle la ampliación de seis a ocho años la vida útil de las unidades de alquiler y la regulación de los automóviles particulares en uso público.
“Las agrupaciones piratas andan robándose a los operadores de taxis, y la autoridad competente sencillamente no les hace nada”, denunció Refugio Eudave Muñoz, dirigente de la Asociación de Taxistas Revolucionarios.
Luego, informó a El Heraldo que el programa de financiamiento de Nafin por 180 millones de pesos para la renovación del parque vehicular no muestra los reales beneficios para el gremio, porque las tasas de interés son similares a las ofrecidas en las financieras particulares.
Asimismo, manifestó su desconcierto porque Nacional Financiera en Aguascalientes nunca los invitó como organización de taxis a un acercamiento para conocer de cerca este esquema que se ha dado a conocer, el cual no ofrece un gran atractivo como réditos para el sector.
Aseveró que el crédito de Nacional Financiera no es la panacea, pues es caro para las necesidades del sector. Además de que a esta asociación sólo le falta renovar el 20% de su parque vehicular.
En entrevista con El Heraldo, el dirigente de la agrupación taxista subrayó que su organización prácticamente se ha alineado a las exigencias del Gobierno del Estado, aunque el próximo jueves se solicitará una audiencia con el gobernador Martín Orozco Sandoval por parte cinco organizaciones para que autorice la utilidad de cada unidad durante ocho años, en lugar de seis años.
Las organizaciones que acudirán son: Taxistas Revolucionarios, ACOTA, Apta, De Auto y TUA, mismas que representan a más del 50% de los concesionarios en el estado de Aguascalientes, apuntó.
Por otro lado, afirmó que un aspecto relevante es acabar con la piratería en el servicio de automóviles de alquiler, ya que hay varios vehículos particulares que prestan un servicio público vía UBER o bien por bases de taxis, donde han estado metiendo autos tipo ejecutivo, pero que no cuentan con ningún permiso, concesión, ni registro de la autoridad de transporte en Aguascalientes.
Finalmente, Eudave Muñoz reconoció que la Seguot ha actuado poco para controlar la piratería, lo cual no resulta suficiente, pues se necesita un operativo formal y permanente, de ahí que la autoridad no debe limitarse a revisar los taxis concesionados, sino a los piratas que circulan sin gafetes, sin cartas de antecedentes no penales y sin autorización.