El Centro Comercial Agropecuario solicitará la intervención urgente de las Secretarías de Seguridad Pública Municipal y Estatal para que coloquen un módulo de vigilancia al interior de este mercado que concentra día a día más de diez mil personas entre comerciantes, trabajadores, clientes y gente que en ocasiones solamente se mete con la intención de generar desorden.

Gerardo Palomino Macías, presidente del Consejo de Administración, aseveró que como ciudadano no tiene la autoridad para detener a ninguna persona que se mete a trabajar ilegalmente como “viene, viene”; se ha encontrado a gente que no es empleado de nadie y provoca riñas, y aunque el centro comercial cuenta con personal de vigilancia no tiene la autoridad para aplicar la fuerza pública.

“Es urgente que la autoridad competente ponga una base de policía al interior del Centro Comercial Agropecuario, porque no tengo la autoridad para detener, y aunque nos han dicho que les hablemos, cuando llegan la riña se ha terminado; el objetivo es evitar que se generen hechos de violencia que no deberían presentarse al interior”.

Por fortuna no se presentan con frecuencia reportes de pleitos al interior del Centro Comercial Agropecuario, pero no se debe tolerar ninguno de estos sucesos y menos perpetrados por gente que no trabaja al interior de este centro comercial, “si alguien tiene sus asuntos o discordias con otros, vayan a resolverlos fuera de este lugar y de preferencia mediante el diálogo, no la agresión”.

Agregó que el Consejo de Administración tiene contratado a personal de seguridad, pero desafortunadamente al arribar al lugar del incidente, éste ya concluyó. El objetivo es que esa gente violenta sea detenida por la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y de que los lleven a la Dirección de Justicia capitalina o a donde corresponda.

En otro tema, Gerardo Palomino Macías adelantó que un grupo de inversionistas acaba de anunciar la apertura de un nuevo estacionamiento aledaño al Centro Comercial Agropecuario, ubicado sobre el boulevard 45 Norte, y que contará con horarios de casi 24 horas para que trabajadores, clientes y visitantes del mercado puedan aparcar sus vehículos.