En el semestre del centenario Necaxa no pudo en prácticamente ninguna categoría tener la posibilidad de pelear por un título, por lo que una de las últimas esperanzas que tiene la institución de sumar un trofeo en este año tan importante recala en la categoría Sub-23, que este miércoles inicia la ronda de semifinales.
Los Rayitos se enfrentarán a Chivas en llave de ida y vuelta buscando avanzar a la gran final de la categoría, en una prueba muy interesante que tiene enfrente el cuadro de Aguascalientes. El primer duelo se dará este miércoles por la mañana en las instalaciones de Casa Club Necaxa, con los Rayitos teniendo la obligación de sacar ventaja jugando en su cancha.
Durante la temporada regular, Chivas venció a Necaxa con un contundente 3-0 así que hay cierto sabor de revancha en los Rayitos por sacar un buen resultado y viajar a Verde Valle con la ventaja para buscar cerrar su pase a la gran final en campo rival.
Sin duda será una prueba complicada pues Chivas tiene muy buenos jugadores jóvenes en su cantera, pero si algo ha caracterizado a Necaxa es la buena producción de la cantera; e incluso varios futbolistas de la categoría tuvieron mucha actividad en el primer equipo este semestre, lo que les da experiencia y fogueo suficiente para sacar adelante esta eliminatoria.
Será un duelo de poder a poder que puede ir definiendo el futuro de esta llave, que es muy importante para Necaxa, que busca tener a un equipo finalista en un semestre que estuvo mayormente inundado de noticias negativas.