Ante la problemática de fallas y grietas que aquejan al municipio de Aguascalientes, el Colegio de Arquitectos propuso al alcalde electo, Leonardo Montañez Castro, la perforación de pozos fuera de la mancha urbana al oriente para evitar la sobre explotación de los actuales a más alta profundidad, destacó su presidente, Ignacio Jiménez Armas.

El especialista comentó que en la reunión de trabajo que sostuvieron los integrantes del Consejo Consultivo de la Construcción con Leonardo Montañez Castro, le manifestaron su preocupación por la aparición de fallas y grietas de manera exagerada en la ciudad y sobre todo por la calidad del líquido que se consume.

De ahí que le presentaron un proyecto integral de seguridad hídrica para garantizar la suficiencia, calidad y sustentabilidad del agua, así como la regularización en sus diversos tipos de uso y la disposición y aprovechamiento de las aguas residuales.

Estableció que para mitigar la calidad del agua, así como las fallas, grietas ante las perforaciones cada vez más profundas a casi 650 metros, el Colegio de Arquitectos planteó la viabilidad de perforar pozos fuera del cinturón de crecimiento al oriente de la ciudad en la zona elevada donde se coloquen más tanques de almacenamiento para asegurar la calidad del líquido y de esta manera abastecer con redes de distribución hidráulica con la participación de la iniciativa privada para este magno proyecto, además de cancelar los pozos que operan actualmente dentro de la mancha urbana cuyos componentes ponen en riesgo la salud de los habitantes de la ciudad.

Destacó que de esta manera se beneficia y se propicia la recarga para el mejoramiento del nivel freático, es decir, si se deja de perforar ya no va a haber tantas fallas y grietas que es lo que ha estado sucediendo y ha estado afectando, la sobreexplotación del manto acuífero.

“Es importante frenar estas fallas y grietas que están apareciendo de manera constante en varias zonas de la ciudad”.

Aunado a lo anterior, dijo que busca que se optimice la demanda del agua con los distintos usuarios, que no se desperdicie y también desarrollar el acceso a los recursos hídricos alternativos como es la reutilización de aguas residuales tratadas y agua pluvial, luego de que en el Estado hay 47 plantas de tratamiento, pero solo se aprovecha el 4% de este líquido.