La Ley Orgánica del Poder Judicial amerita una revisión a conciencia y una reforma en algunos puntos que así lo exigen en estos tiempos, considerando que las leyes son cambiantes, consideró el presidente de la bancada panista en el Congreso del Estado, Gustavo Báez Léos.

Si bien, manifestó, el Consejo de la Judicatura amerita ser empoderado para que sus decisiones sean respetadas y no se preste a la intromisión de otros poderes, como ya ha habido intenciones, pues el darle más fuerza, le abonaría todavía más a ejercer la libertad en su toma de decisiones.

El Consejo de la Judicatura debe ser reforzado, pues es el organismo interno del Poder Judicial que, al tener representación de todos los poderes, permite garantizar que las decisiones sean consultadas y acordadas. No obstante, si bien tiene autonomía, se requiere darle el empoderamiento necesario para que no se entrometan en sus decisiones otros poderes.

La reforma que podría considerarse a la Ley Orgánica del Poder Judicial tal vez tenga que ver más con sus procedimientos; además, “creo que no se ha modificado en seis o siete años, y la vida de las leyes cambia constantemente, y eso sí compete al Congreso del Estado”.

PERIODO EXTRAORDINARIO. Por otra parte, Báez Leos manifestó que, al cierre del periodo ordinario, todavía hay temas pendientes por resolver y que podrían ser liberados en algún periodo extraordinario, considerando que todavía restan casi meses de trabajo a la actual Legislatura Local.

En el último mes, dijo, los diputados locales trabajaron arduamente en asuntos que podrían ser considerados urgentes, pero igualmente se tiene que hacer un buen análisis sobre ellas, sobre todo de las que son viables.

“Yo creo y abono que puede haber un periodo extraordinario en un mes más, con el ánimo de descargar el rezago que se pudiera tener, que ya es mínimo…” Gustavo Báez, presidente de la bancada del PAN.