Que ahora sí va en serio la regulación de las casas de empeño, para evitar que se comercialicen objetos robados y se abuse de los pignorantes con contratos leoninos, que incluyen elevadas tasas de interés.
Se prevén multas de cincuenta hasta mil veces la UMA, es decir de hasta 75,490 pesos, y cancelación del permiso.
La diputada Nidia Acosta Lozano, presentó la iniciativa de ley que regula el Registro Estatal para el Establecimiento de Casas de Empeño, encaminada a acotar la instalación y operación de estos negocios, para proteger la economía de los usuarios e inhibir la comercialización de artículos de procedencia ilícita.
Se busca regular la apertura, instalación y funcionamiento del Registro Estatal alusivo; establecer las bases para la expedición, refrendo, modificación, reposición, y cancelación del permiso estatal de estas empresas.
La casas de empeño están reguladas por la NOM-179-SCF-2007, en el entendido de que la Ley Federal de Protección al Consumidor protege a los consumidores que acuden. En este sentido, las casas de empeño deben tener registrado su contrato ante la Profeco.
La propuesta contempla procedimientos de vigilancia sobre el cumplimiento de la presente ley, sanciones en caso de incumplimiento, así como el recurso para impugnar las determinaciones administrativas.
Contempla también las investigaciones que realicen las autoridades judiciales, que permitan agilizar la identificación de presuntos responsables, así como los bienes producto de algún delito.
Corresponde a la Fiscalía General del Estado, auxiliar a la Sefi en las visitas de verificación e inspección en los establecimientos de las casas de empeño, sus sucursales, bodegas y lugares de resguardo, requerir de las casas de empeño la información y documentación necesaria para la integración de averiguaciones previas o carpetas de investigación a su cargo y respecto de las prendas relacionadas con hechos ilícitos.
Son obligaciones de las casas de empeño: exhibir en un lugar visible el permiso, modificación, reposición у refrendo que le fue expedido para su instalación y funcionamiento; proporcionar la información que le sea solicitada por las autoridades estatales y municipales, así como permitir los actos de inspección y verificación.
Las casas de empeño deberán informar a la Sefi, la tasa de interés que cobren por mes, para los efectos de que la Secretaria las publique de manera mensual en el Periódico Oficial, y el pignorante no sea sorprendido.
Estos negocios deben solicitar la identificación y comprobante de domicilio al pignorante para la formalización del contrato y cualquier trámite relacionado con éste; no podrán concertarse operaciones con menores de edad o incapaces.