En respuesta a las declaraciones del Consejo Mexicano de la Familia, aclara la Asociación Iberoamericana para el Desarrollo de la Igualdad de Género en voz de su presidenta, Mabel Haro Peralta, que la ideología de género no existe, y se trata más bien de una confusión por parte de los grupos pro familia, los cuales intentan frenar los avances que se han conseguido en materia de derechos humanos para todos los grupos.

Tras encabezar una manifestación pacífica frente al Autobús de la Libertad en la explanada de la Plaza de la Patria, Mabel Haro Peralta entregó incluso uno de los escritos que eran distribuidos a la gente, al presidente del Consejo Mexicano de la Familia, Juan Dabdoub Giacoman, en su paso por dicho lugar, donde se aclara que no existe la ideología de género.

Haro Peralta explicó que la ideología de género es una perspectiva científica, una herramienta de aproximación y de análisis de la realidad avalada y que es utilizada por innumerables universidades a lo largo del mundo.

“Hay doctorados incluso acerca de esto, maestrías que utilizan estas herramientas teóricas para el análisis social. Lo que están arrojando son datos, simplemente de visibilizar cómo estamos avanzando las mujeres y cómo estamos avanzando los hombres, cómo se está avanzando en materia de derechos de los niños, cómo están accediendo a la educación, eso es lo que se está visibilizando con la perspectiva de género, no se está atacando a nadie, ni se está tratando de convertir a nadie en nada”.

Mabel Haro Peralta recalcó que más bien lo que existe es perspectiva de género, lo cual está basado en convenios internacionales que respaldan las leyes y los Códigos Legales y Civiles en Aguascalientes que apoyan los derechos humanos.

“Aquí lo importante es respaldar los derechos humanos, que en la educación se siga esta línea de privilegiar los derechos humanos en la perspectiva de género, en la igualdad de género”.

La presidenta de la Asociación Iberoamericana para el Desarrollo de la Igualdad de Género aclaró que ningún plan de estudios en México pretende inculcar ninguna práctica sexual a los hijos, además de estar a favor de que los padres eduquen en valores a los niños, pero sin mentirles ni dando información errónea que fomente el odio y la discriminación.

Finalmente, Haro Peralta se pronunció por cerrar las puertas a la religión en las escuelas para que no se les imponga a los hijos una religión diferente a la que se profesa en casa por cada una de las familias.