Staff
Agencia Reforma

PUEBLA, Puebla.- Un hombre busca legalizar su unión con dos mujeres.
En 2020, Víctor Toledo interpuso un amparo para cuestionar que en el Código Civil de Puebla las figuras de concubinato y matrimonio, sólo contemplan la unión de dos personas.
Explicó que su orientación sexual era «poliamorosa», por lo que la ley no podía excluirlo en su intento por legalizar los vínculos afectivos que sostiene con sus parejas las cuales, dijo, están de acuerdo con la relación.
Al otorgar el amparo en mayo de 2021, el juez Octavo de Distrito en materia de Amparo Civil, Administrativa y de Trabajo y Juicios Federales, con sede en Puebla, determinó que era discriminatorio anular la unión de tres o más personas.
«No existe razón de índole constitucional para no reconocer el matrimonio o el concubinato entre más de dos personas, ni tampoco existe ninguna justificación objetiva para no reconocer los derechos fundamentales que les corresponden como individuos», resolvió el juez Pedro Arroyo.
Sin embargo, el Congreso de Puebla impugnó la resolución.
El pasado 15 de junio, la Suprema Corte de Justicia de la Nación rechazó atraer la revisión final de la sentencia, por lo que turnó el caso al Primer Tribunal Colegiado Civil del Sexto Circuito de San Andrés Cholula para que determine si confirma o revoca el amparo.
Con información de Nayra Rivera