Mayolo López y Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para sustituir al Ministro Arturo Zaldívar, quien renunció a la Suprema Corte para irse al equipo de Claudia Sheinbaum, Andrés Manuel López Obrador quiere ahora a una militante de su partido político.
El Presidente envió ayer al Senado una terna de mujeres con abierta militancia y cercanía con Morena.
Se trata de Bertha María Alcalde Luján, Lenia Batres Guadarrama y María Estela Ríos González.
Bertha Alcalde Luján se desempeña como Comisionada de Operación Sanitaria de la Cofepris y es hermana de la Secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján. Su mamá fue presidenta del consejo de Morena.
María Estela Ríos González es Consejera Jurídica del Ejecutivo Federal y fungió como Consejera Jurídica del Gobierno de la Ciudad de México entre 2000 y 2006, cuando AMLO fue Jefe de Gobierno.
Lenia Batres Guadarrama es Consejera Adjunta de Legislación y Estudios Normativos de la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal y es hermana del Jefe de Gobierno de la CDMX, Martí Batres Guadarrama.
La oposición adelantó su rechazo y anunció que votará en contra.
«El Presidente está regresando a los tiempos del nepotismo más brutal y más preocupante que ha vivido México», advirtió ayer el Senador Germán Martínez Cázares, del Grupo Plural.
«No recuerdo yo algo tan descarado: mandar a tres personas completamente incondicionales. Mi respeto a sus personas, pero sin duda alguna no cumplen con el principio de independencia», cuestionó el senador panista Damián Zepeda.
«Quiere un voto ciego en la Corte y es verdaderamente lamentable», criticó el sonorense.
Es la primera vez desde la reforma judicial de 1995 que el titular del Ejecutivo envía una terna integrada exclusivamente por personas que están subordinadas a su mando al momento de ser nominadas.
Si ninguna aspirante logra dos terceras partes de los votos en el Senado, López Obrador tendrá que enviar una nueva terna, y si también es rechazada, el Ejecutivo podrá hacer el nombramiento de manera directa.
En otras ocasiones, los Presidentes han postulado a funcionarios que en ese momento trabajaban o trabajaron para ellos, pero en ternas en las que se buscaba un equilibrio con jueces de carrera o académicos.
La terna enviada ayer por AMLO sorprendió al dejar fuera a Verónica de Gyvés, consejera de la Judicatura Federal designada por Morena en el Senado en 2019, magistrada de carrera del Tribunal Superior de Justicia capitalino.
El jefe de la bancada morenista, Eduardo Ramírez reconoció que las aspirantes «tienen una identificación con el movimiento, pero eso no será un obstáculo».
«Las propuestas que vengan del Poder Ejecutivo, tienen una afinidad, si no meramente partidista, sí política, sí una afinidad en cuanto a lo que representa cada Gobierno en turno».