Claudia Guerrero y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador anunció ayer que propondrá a un profesional partidario de la “economía moral” para ocupar el cargo de gobernador del Banco de México, en sustitución de Alejandro Díaz de León, cuyo periodo está por concluir y a quien descartó reelegir.
“Va a ser un economista de mucho prestigio, un profesional que va a cumplir con los requisitos de tener experiencia en materia económica y financiera y haber trabajado en un área relacionada con el manejo de las finanzas”, indicó en conferencia desde Palacio Nacional.
“Va a ser un economista con dimensión social, muy partidario de la economía moral”.
Sin revelar posibles nombres, el Mandatario comentó que en breve enviará su propuesta al Senado.
“Se va a cumplir con el requisito, pero ya se termina el periodo del presidente del Banco de México y, de acuerdo a la Constitución, a la ley, corresponde al Presidente de la República enviar al Senado la propuesta, y lo voy a hacer”, expresó.
El cargo de Gobernador de Banco de México dura 6 años. Díaz de León fue ratificado por el Senado en noviembre de 2016, debido a que fue designado para concluir el periodo que dejó pendiente Agustín Carstens, quien ahora es gerente del Banco de Pagos Internacionales, su función concluye en diciembre próximo.
Para la sucesión, López Obrador puede optar por nombrar a un nuevo integrante de la Junta de Gobierno de Banxico o elegir entre alguno de los subgobernadores en funciones: Jonathan Heath, Irene Espinosa, Gerardo Esquivel y Galia Borja.
López Obrador ha criticado al actual Gobernador de Banxico en varias ocasiones.
Lo ha acusado de impulsar políticas neoliberales y hasta de haber otorgado cuestionables créditos, desde la banca de desarrollo, en el caso Etileno XXI, vinculado a Odebrecht.
“Cómo se dieron los créditos, porque fue Nacional Financiera y el Banco de Comercio Exterior, un hijo del ex Presidente De la Madrid era el de Nacional Financiera, del Banco de Comercio Exterior, y el actual Gobernador del Banco de México también, estaba en Hacienda y luego fue director de Banco de Comercio Exterior cuando estos créditos”, acusó.
Díaz de León rechazó los señalamientos y aclaró que esos préstamos fueron entregados antes de que iniciara su gestión.
Esta semana, López Obrador sostuvo que respeta la autonomía del banco central, pero pidió una explicación sobre las razones por las que no entregaron remanentes a su Gobierno.
El 23 de abril, Banxico informó que en el ejercicio fiscal 2020 no registró una utilidad suficiente para transferir un remanente de operación al Gobierno federal, situación que se ha presentado en los últimos cinco años.