Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU 28-Aug-2019 .-El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump ansía tener listo el muro en la frontera sur para antes de las elecciones presidenciales de 2020, por lo que ha instruido que se aceleren los contratos de construcción, se incauten terrenos privados y se ignoren las normas ambientales, según funcionarios involucrados en el proyecto citados en reporte del diario The Washington Post.

Trump también ha dicho también que perdonará cualquier acción que vaya contra la ley si esto acelera la realización de la cerca fronteriza, de acuerdo con los funcionarios.

El Mandatario ha prometido en diversas ocasiones que levantaría 800 kilómetros del muro, pero, en el mandato Gobierno actual, el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EU sólo ha completado poco menos de 100 kilómetros de “reemplazamiento” de barreras en áreas que ya tenían infraestructura.

El diario reporta que el neoyorquino ha dicho a sus asesores que el fallo en la construcción del muro, compromiso que realizó en su campaña presidencial de 2016, se traduciría en una vergonzosa derrota en las elecciones de 2020.

Por la cercanía de la elección, a 14 meses, Trump ha aumentado sus reuniones en la Casa Blanca para revisar el progreso del proyecto y acelerar los avances.

Ante las preocupaciones de funcionarios por la ilegalidad o imposibilidad de realizar lo que Trump pedía, el Presidente respondió que perdonaría el rompimiento de normas, de acuerdo con las fuentes citadas por el diario estadounidense.

“Tomen las tierras”, habría dicho Trump en una reunión, según fuentes que asistieron.

Un representante de la Casa Blanca, que habló al Washington Post bajo anonimato, señaló que trump bromeaba cuando hizo declaraciones respecto a perdonar a los funcionarios que rompieran la ley.

En una reunión en la Casa Blanca, Trump ordenó que pintaran la estructura de negro, según comunicaciones internas revisadas por The Washington Post.

Además de la estética y el color negro, el Presidente que desea que las puntas de las barreras sean afiladas, revelan las comunicaciones.

También se confirmó que el Cuerpo de Ingenieros del ejército se está preparando para ordenar a los contratistas que apliquen pintura negra a las nuevas partes de la muralla.

¡Participa con tu opinión!