Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- En respuesta al rumor de su eventual renuncia, Olga Sánchez Cordero expresó su disposición a seguir al frente de la Secretaría de Gobernación.
Sobre las especulaciones de su posible salida del cargo, las atribuyó a sus adversarios internos y externos.
«A mí sí me gustaría seguir sirviendo al Presidente y por supuesto, y desde luego, al país. Yo no se las voy a poner fácil (a mis adversarios), seguiré haciendo mi trabajo», expresó.
La funcionaria dijo que si bien fue operada a corazón abierto años atrás, presumió tener energía para continuar.
«Me siento con una salud inmejorable, es más, me han dicho que si me hice cirugía plástica, no, la cirugía fue de corazón. Pero me valió para rejuvenecer. De bombear la mitad de la sangre, a bombear el 100 por ciento de la sangre, hay una diferencia enorme».
-¿Le ha propuesto el Presidente un relevo en su cargo?
-No, para nada, al contrario, siempre que se le pregunta dice que está contento conmigo.
Sánchez Cordero presumió que su relación con López Obrador es muy buena, aunque reconoció que quisiera darle resultados más rápidamente en los asuntos que le encarga.
Por ejemplo, reveló, le hubiera gustado que el exgobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva, saliera de la cárcel este mes -en prisión domiciliaria-, lo cual no será posible jurídicamente.
Cuestionada sobre si tiene interés en contender por la candidatura presidencial en 2024, Sánchez Cordero lo descartó.
«No, tengo ya 72 años, llegaría a final del sexenio a tener casi 77, para hacer una campaña, 78, y llegar prácticamente de 78, 79, o sea que hasta por mi edad, descártame», respondió.

¡Participa con tu opinión!