Thelma Salinas, candidata a la diputación del distrito 5 local por Movimiento Ciudadano, advirtió que la pobreza es una realidad que sume en crisis social a niños y jóvenes en las colonias más pobres como Constitución, Villa Montaña y Palomino Dena, quienes no tienen sueños a futuro. Destacó que el distrito 5 presenta grandes contrastes entre sectores populares y zonas de alto nivel socioeconómico, donde la falta de oportunidades de acceso a la educación se agrava por la escasez de opciones laborales, y quienes trabajan no logran cubrir sus necesidades, aunque tengan más de un empleo.
“Los residentes no acceden a la canasta básica, las escuelas sufren de hacinamiento y más del 50% de la pirámide poblacional está en edad escolar. Existen necesidades en mejora regulatoria y en la creación de mejores oportunidades de negocio; se debe pensar en fortalecer los comercios locales, ya que las manufacturas ya no son una solución”, explicó.
Salinas resaltó que, a pesar de las limitaciones económicas, es posible generar impactos positivos en la población y se debe buscar cómo apoyar al mayor número de personas a través del activismo social, un campo alineado con su experiencia como abogada y en la gestión de la administración pública.
Se describe como una activista de corazón, participando en diversas asociaciones civiles enfocadas en la participación juvenil, así como en emprendimiento y liderazgo. En su trayectoria profesional, se ha desempeñado como servidora pública en la coordinación del Programa 3×1 de la Sedesol y en el Centro de Investigación de Desarrollo Económico, experiencias que le permitieron conocer de cerca las problemáticas de la entidad y la motivaron a salir de su zona de confort y postularse como candidata.
Reconoció que en el Distrito 5 prevalece la discriminación hacia los jóvenes por parte de la policía, así como la pobreza laboral y la falta de oportunidades, por lo que es crucial dirigir más recursos hacia la educación y la niñez.