Diego Martínez
Agencia Reforma

CDMX.- Tras ocho meses inactivo, llegó el llamado a Óscar Valdez para ponerse de nuevo los guantes pese a la pandemia.
El boxeador invicto mexicano prepara maletas para viajar este fin de semana a Las Vegas, pues será el encargado de encabezar la función que montará Top Rank en la burbuja instalada para el boxeo en el Hotel MGM Grand & Casino.
Valdez (27-0, 21 KO’s) no quiere sorpresas el 21 de julio al enfrentar al boricua Jayson Vélez (29-6-1, 21 KO’s), y por eso se preparó por varias semanas en Guadalajara con Eddy Reynoso, mismo entrenador de Saúl “Canelo” Álvarez.
“Ya nos echamos el campamento y traigo mucha hambre de pisar Las Vegas y meternos a la burbuja. La vida sin deporte ha sido aburrida. Soy de los pocos boxeadores que tienen esa bendición de trabajar (en medio de la pandemia) y vengo con hambre porque mi última pelea fue en noviembre y no me dejó un buen sabor de boca. Voy a ganar esta pelea para lograr mi sueño: el título del CMB.
“Vélez es un boxeador experimentado, ha estado a poco de coronarse y es un boxeador que no puedo tomar a la ligera, y me subiré a hacer las cosas y no confiarme ni un segundo”, dijo el sonorense de 29 años en entrevista.
En noviembre, Valdez, ex monarca Pluma, debutó en la división Superpluma y fue sorprendido en el segundo asalto cuando fue a la lona. Se recuperó y derrotó por nocaut técnico en el séptimo asalto a Adam López en Las Vegas.
Óscar va ahora por su segunda pelea en Superpluma y, de ganar, se habla que estaría firmada la pelea contra el también tricolor Miguel Ángel “Alacrán” Berchelt, monarca de las 130 libras del CMB.