Édgar Contreras
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El gran reto de México rumbo al Mundial 2026 consiste en albergar la inauguración del torneo y el Estadio Azteca es el único que cumple los requisitos, más allá de la modernidad de los estadios Akron y BBVA Bancomer.

“¿Qué tenemos que pelear?, que la inauguración del Mundial sea en México, no es una cosa sencilla.

“La sede del partido inaugural, que proponemos, recordemos que la decisión es exclusiva de la FIFA, la decisión es del Comité encabezado por el señor (Gianni) Infantino. Para ser sede de la inauguración como de la Final se necesita un estadio con capacidad para al menos 80 mil asistentes”, mencionó el presidente de la FMF, Yon de Luisa, durante el Sports Summit.

Bajo ese requisito, el Azteca es el único que puede competir, más allá de que requiera adecuaciones.

“Seguramente se harán varias modificaciones. Renovación de vestidores, estructuras a nivel servicios, baños, escaleras, pero lo más importante es que las condiciones definitivas nos van a llegar por ahí de 2023. No podemos olvidar que el desarrollo tecnológico cambia año con año”, mencionó.

Antes de todo, las posibles ciudades sede (Ciudad de México, Guadalajara y Monterrey) deben cumplir con el cuaderno de cargos.

El presidente de la FMF, Yon de Luisa, explicó que no afecta a la candidatura la cancelación del aeropuerto de Texcoco.

“Cuando se metió el cuaderno de cargos a nivel de candidatura metimos el aeropuerto actual. Se habló del nuevo, pero como base de toda candidatura metimos cosas existentes y esa fue la decisión central que nos fortaleció. Estadios, hospitales, hoteles y aeropuertos metimos los existentes”, mencionó.

Insiste en Copa Continental

Yon de Luisa espera que Concacaf llegué a un acuerdo con Conmebol para la realización de una Copa Continental en 2024.

“Somos los primeros, siendo egoístas, pensando en Selección Nacional, que queremos competir en una Copa Continental y que sería de extraordinario éxito formativo y ojalá a nivel resultados para una Selección que va a estar en el proceso 20-26.

“Cuestión que ya tiene en la cabeza Concacaf, y en específico el presidente Montagliani está trabajando para que se logren acuerdos”, dijo.