Claudia Guerrero
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador solicitó autorización a la Secretaría de Salud (Ssa) para reanudar sus giras para dar el banderazo a las obras del Tren Maya, visitar las refinerías e inaugurar sucursales del Banco de Bienestar.

El Mandatario informó que envió un escrito al Secretario de Salud Jorge Alcocer, y al subsecretario, Hugo López-Gatell, para que le informen si existen condiciones para viajar a estados del sureste del País como Quintana Roo, Campeche, Yucatán, Chiapas y Tabasco, donde se han registrado altos índices de contagio.

El Jefe del Ejecutivo federal dejó en claro que los recorridos se llevarían a cabo hasta después del 1 de junio, cuando entra en vigor la declaratoria de actividad esencial para la industria de la construcción.

Esto, pese a que él mismo emitió un decreto en el que se establecía que no se suspenderían las obras relacionadas con los proyectos emblemáticos de la 4T, como la refinerías de Dos Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía y el propio Tren Maya.

“Yo ya quiero reiniciar recorridos, desde luego cumpliendo con todas las medidas sanitarias, lo que me permitan son los especialistas, el Doctor Alcocer y Hugo Lopez-Gatell me van a decir, yo ya les hice la solicitud porque ya tengo un plan de giras por el País, pero va a depender de que lo autoricen ellos”, dijo.

“Quiero ir a dar el banderazo del inicio de las obras del tren Maya, quiero ir a Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo. Ya hay contratos que se están firmando y eso va a significar mucha creación de empleos, imagínense estar trabajando en 800 kilómetros, construyendo terraplenes para el tendido de las vías férreas, cuánto trabajo”.

López Obrador adelantó que pretende respetar las medidas de sana distancia ordenadas por la Ssa, por lo que advirtió que no encabezará “mítines”, sino sólo algunos encuentros con aforo menor a 50 personas.

“Si puedo y si ellos lo autorizan, quiero ir a dar los banderazos, desde luego no mítines, no concentraciones, de una vez lo adelanto, sino actos así, de menos de 50, con sana distancia, todavía no vamos a poder saludarnos de mano, solo así tocándonos el corazón”, expuso.

“Entonces, quiero ir a eso, pero si puede ser con los técnicos, con los responsables directivos de las empresas y las autoridades y es: vámonos, una vez que ya se abre la industria de la construcción que se convierte en una actividad básica, a partir de ahí, con las medidas de sana distancia, de seguridad”.

El Presidente insistió en la importancia de que las refinerías puedan incrementar su capacidad, para que México no mantenga la dependencia de las importaciones en materia de combustibles.

En los recorridos que pretende reanudar por el País, dijo, tiene pensado inaugurar algunas sucursales del Banco de Bienestar que fueron construidas para ayudar a la distribución de recursos de programas de bienestar en comunidades alejadas.

Desde el pasado 15 de abril, como consecuencia de la pandemia, el Mandatario suspendió las giras que llevaba a cabo todos los fines de semana por diversos estados del País.

La medida se anunció luego de polémicas y escándalos por el contacto que mantenía el Presidente con los ciudadanos, a pesar del riesgo de contagio que representa el coronavirus.

López Obrador informó este miércoles que, durante los últimos fines de semana, ha dedicado su tiempo a escribir reflexiones sobre diversos temas.