Francisco de Anda
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- Jalisco y Nuevo León deben cerrar filas en defensa del pacto federal, planteó ayer el Gobernador jalisciense Enrique Alfaro.
Luego de que Movimiento Ciudadano (MC) ganó con Nuevo León su segunda gubernatura, Alfaro aseguró que estas dos entidades trabajarán de la mano en temas que le beneficien a los ciudadanos.
“Hay una posibilidad real de que haya un cierre de filas entre Nuevo León y Jalisco de mucha mayor profundidad, que involucre al sector privado, al sector social, al sector académico”, manifestó en entrevista.
“Somos dos estados que le aportamos mucho al País y que hoy tenemos mucho qué decir respecto al futuro del pacto federal y respecto al futuro de la nación”.
Alfaro indicó que, en cuestión de meses, se verá el esfuerzo de coordinación y comunicación permanente con Nuevo León y otras entidades.
“Habrá mucho que platicar con estados importantes de este País, como Guanajuato, Querétaro, Chihuahua, Yucatán, con los estados con los que puede haber un diálogo efectivo”, señaló.
“Me parece que viene y se perfila una reconfiguración de estos espacios de coordinación entre los Ejecutivos estatales, cuando evidentemente el de la Conago (Conferencia Nacional de Gobernadores) está totalmente agotado”, dijo.
Sobre su relación con Samuel García y Luis Donaldo Colosio, Gobernador de Nuevo León y Alcalde de Monterrey electos, respectivamente, aseguró que mantiene una amistad sólida.