Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que los Gobiernos locales que quieran aplicar pruebas rápidas para detectar el nuevo coronavirus pueden hacerlo, porque su Administración no lo prohíbe y seguirá con la misma estrategia en este tema.

“Vamos a seguir actuando de la misma forma sin prohibir que el que quiera hacer las pruebas rápidas, como se les llama, pueda hacerlo. Nosotros, de acuerdo a los especialistas pensamos que la manera en la que se hacen las pruebas en México es lo más adecuado, lo más correcto, pero no nos oponemos a que se hagan otro tipo de pruebas”, señaló en conferencia desde Chiapas.

Sin embargo, el Mandatario señaló que en las pruebas rápidas hay un porcentaje de falta de eficacia, pues hay casos en los que en la primera muestra salen positivos, pero en una segunda prueba más minuciosa el resultado es negativo.

“También está demostrado que hay un porcentaje de falta de eficacia en la aplicación de las pruebas, que no siempre resultan ciertas pero no está de más”, resaltó.

“Hay muchos que se hacen esta prueba rápida, salen positivos, se hacen otra prueba con características más seguras y se ratifica que si están positivos y esto ayuda, sobre todo por el tiempo, porque se entregan con menos tiempo.

“En otros casos no es así, se hace la prueba, salen positivos y luego la prueba más minuciosa y salen negativos. Pero en fin, no nos oponemos a eso, el Gobierno ya tiene una definición de acuerdo a lo que nos recomiendan los expertos”.

López Obrador dio como ejemplo que, con el reinicio de la actividad económica, en las plantas automotrices establecidas en el País se aplican pruebas a petición de sus oficinas matrices.

¡Participa con tu opinión!