Israel Sánchez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Buscando apoyos del Gobierno, de empresas y de asociaciones, o vendiendo comida, haciendo rifas y boteando por las calles de Toluca, universitarios fabrican el primer vehículo solar de carreras mexiquense, con la meta de participar en la carrera más prestigiosa del ramo en el mundo.
Se trata del Quetzal V3, diseñado por el equipo Hyadi Solar Racing Team, de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEMex), que nació en 2017 como un proyecto estudiantil para poner en práctica los conocimientos adquiridos.
El segundo auto de su tipo en el País asistirá a Australia al Bridgestone World Solar Challenge, aunque hasta ahora su avance es del 70 por ciento y aún requieren recursos.
«Es un campo en el que México no incursiona como tal desde la década de los 90, y esta es una de las tecnologías del futuro para un desarrollo más sustentable y el cuidado del planeta», remarca en entrevista Mario Eduardo Peña Pérez, estudiante del noveno semestre de ingeniería mecánica en la UAEMex.
Equipado con 320 celdas solares, este vehículo eléctrico de 4.5 metros de largo y 1.80 de ancho podría alcanzar una velocidad máxima de 120 kilómetros por hora.

¡Participa con tu opinión!