Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Al enfermar de Covid-19 y padecer diabetes, sobrepeso e hipertensión, el médico Itzcóatl Limón tenía una probabilidad de sobrevivir de únicamente 20 por ciento.
El hombre de 60 años, especialista en cuidados intensivos del IMSS, presentó insuficiencia respiratoria, cansancio y decaimiento a finales de febrero, por lo que fue internado en el Hospital General de Zona No. 194, informó el instituto en un comunicado.

“Me dijeron que me iba a quedar internado. Afortunadamente, mi esposa pasó a recibir la ropa y tuve la oportunidad de despedirme de ella. Le dije: ‘tranquila, todo tiene que estar bien y va a estar bien'”, afirmó el doctor.
Sin embargo, su salud se agravó: presentó también falla renal aguda y cardiovascular, daño pulmonar y necesitó ventilación mecánica, por lo que fue trasladado al Hospital de Especialidades de La Raza.
En esa unidad médica, el hombre ingresó al área de cuidados intensivos, pero ahora como paciente, a luchar por su propia vida.
“Es algo muy doloroso. (Fueron) días de preocupación, en los que sólo quería que mi papá pasara la noche y estuviera vivo al siguiente día”, narró su hijo Tenoch Limón Ruiz.
Tras 23 días hospitalizado, de los cuales 14 estuvo intubado, el señor perdió 22 kilos de peso y no podía caminar ni mover los brazos.
Sin embargo, con ayuda del equipo multidisciplinario que lo atendió, logró recuperarse y fue dado de alta el 7 de mayo.
El médico lleva cinco semanas de rehabilitación en su casa, donde debió permanecer en posición boca abajo durante varios días. Actualmente, ya no depende del uso de oxígeno las 24 horas. Hoy camina, recuperó en parte la movilidad en sus extremidades y desea regresar al hospital Lomas Verdes, donde labora desde hace 29 años, para seguir cuidando a sus pacientes.
Incluso, podrá festejar este domingo el Día del Padre.
“Soy el hijo más feliz de que él ya esté en su hogar, con sus seres amados. Y a seguirlo cuidando, la enfermedad no termina saliendo del hospital, termina hasta que él pueda regresar a su vida cotidiana”, agregó su hijo.

¡Participa con tu opinión!