Un joven trató de suicidarse e ingirió el contenido de dos frascos de medicamento controlado, por lo que sufrió una severa intoxicación y actualmente se encuentra internado en un nosocomio.
Los hechos se registraron el miércoles poco después de las 12:00 del día, en un domicilio ubicado en la calle Ecuador, en el fraccionamiento La Fuente.
Una mujer fue la que se comunicó al C-4 Municipal, para informar que su hijo de 31 años había intentado suicidarse tras ingerir una importante cantidad de medicamento controlado.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” y la ambulancia AGS-010 de Cruz Roja. Los paramédicos encontraron en una de las habitaciones al joven que estaba inconsciente.
Junto al paciente se localizaron dos frascos vacíos de Olanzapina, que es un medicamento controlado y se usa para el trastorno bipolar y episodios maniaco depresivos.
Tras lograr estabilizarlo, fue trasladado de urgencia a recibir atención médica al Hospital Hidalgo donde quedó encamado. De acuerdo a la versión de la mamá, su hijo ingirió aproximadamente 28 pastillas de dicho medicamento.

¡Participa con tu opinión!