Un joven de 23 años de edad que amenazaba con atentar contra su vida al pretender lanzarse de una altura de 7 metros, generó una intensa movilización de los cuerpos de emergencia, quienes finalmente lograron poner a salvo a quien responde al nombre de Ricardo.
Eran aproximadamente las 12:35 horas de ayer, cuando el número 911 recibió el reporte de que en la comunidad Carboneras en el municipio de Tepezalá, se encontraba una persona de sexo masculino, víctima de una crisis emocional quien se había subido a un poste de concreto, de donde pretendía arrojarse.
Con esa información, elementos de la Policía Estatal, preventivos de aquel municipio, bomberos municipales y paramédicos se trasladaron hasta el lugar del reporte.
Al llegar, los oficiales comenzaron con labores de convencimiento, solicitando a Ricardo que desistiera de sus intenciones, tras varios minutos de plática el joven aceptó la ayuda e iniciaron las labores de rescate, ayudándolo a bajar a través de una barda de un inmueble cercano al poste.
Finalmente en tierra, Ricardo fue atendido por paramédicos de la ambulancia ECO 331 del ISEEA, quienes lo valoraron para posteriormente canalizarlo a recibir la atención especializada.