La Dirección de Regulación Sanitaria del Instituto de Servicios de Salud de Aguascalientes destruyó ayer 32 mil 506 cajas con pastillas de tipo psicotrópicos, las cuales fueron aseguradas durante esta administración estatal en distintos operativos conjuntos con las autoridades federal, estatal y municipal, en farmacias y almacenes de la entidad.
Según estimaciones de la autoridad, estos productos tendrían un valor en el mercado comercial de entre 2 y 3 millones de pesos, cantidad que se encarece significativamente en el mercado negro.
Al presidir la destrucción de los psicotrópicos junto con autoridades de la Fiscalía General del Estado y Policía Municipal, el director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, explicó que en su mayoría eran medicamentos controlados ya caducados o de procedencia ilícita. Agregó que los medicamentos más peligrosos para las farmacodependencia son el clonazepam, valium, entre otros.
En la actualidad existen alrededor de mil farmacias. El 60% de ellas vende medicamentos controlados. En los dos últimos años ha crecido de modo significativo el número de almacenes, antes había 30 o 40 y ahora suman entre 70 y 80 espacios. Sin embargo, ninguno de los almacenes cuenta con licencia local para la comercialización de medicamentos controlados, por tratarse de un permiso federal.
Jiménez Macías afirmó que el área de Regulación Sanitaria del ISSEA de forma permanente realiza operativos de vigilancia en todas las farmacias, clínicas, hospitales y almacenes de medicamentos que operan en Aguascalientes, para vigilar que operen de acuerdo a la ley.

En los últimos seis años se han aplicado cerca de 200 multas a farmacias y almacenes por vender medicamento controlado sin contar con la licencia respectiva o por contar con cajas con fechas de vencimiento pasadas. El rango promedio es de 80 mil pesos, por cada una.