Iris Mabel Velazquez Oronzor
Agencia Reforma

CDMX.- Durante la marcha por el Día Internacional de la Mujer, una encapuchada metió la mano al casco de una mujer policía y le roció una sustancia que le quemó la mejilla derecha.

Lucero Velasco San Juan, de 25 años, relató que ella no estuvo a lado de sus compañeras, quienes aguantaron más de cuatro horas seguidas, agresiones en la plancha del Zócalo.

Ella montaba guardia sobre Avenida Juárez y cuenta que, aunque había salido de turno, decidió quedarse a apoyar a sus compañeras.

“Todo estaba muy tranquilo hasta aproximadamente las 5 de la tarde, que fue cuando sucedió todo (…) estábamos resguardando a las personas, su seguridad de las personas, ya que ahí había familias, entonces lo que queríamos era brindar seguridad a todas las personas, incluso a ellas mismas, a las mujeres que estaban manifestándose”, señaló.

“En el momento que estábamos nosotras en fila, estábamos en línea entonces pasó un grupo de mujeres el cual nos empezaron a aventar botellas, nos empezaron a aventar líquidos, a gritar, a golpear los escudos, a pintarlos con aerosol, con pintura, entonces nos tratan de quitar los escudos jalándolos, al momento de que jalan los escudos alguien mete la mano en el casco y me mi roció de algo.

“Me quemó con algo, la verdad no me percaté de qué sustancia haya sido o con qué objeto, simplemente siento el ardor en la cara y al momento no digo nada porque la situación en ese instante no se prestaba para apartarme de mis compañeras, entonces en ese momento tenemos que estar unidas todas y hasta después que ya pasó todo y se siguieron las mujeres, fue cuando empecé a sentir más dolor, más ardor le dije a la jefa que era la encargada de nosotras que me dolía y ella me alzó la careta del casco y fue la que se percató que tenía la cara quemada”, agregó.

Los paramédicos la atendieron, la trasladaron a un hospital. Ahora tendrá que seguir un tratamiento y espera que la marca pueda borrarse.

La oficial señaló que en ningún momento hubo alguna confrontación con las manifestantes.

“Me siento muy triste, la verdad es que me siento muy triste porque pues al final de cuentas somos mujeres y somos seres humanos, antes que mujeres, somos seres humanos”, expuso la oficial segundo.

“Entonces si no hay un respeto por parte de hombres hacia mujeres, mujeres hacia mujeres, entonces pues si me entristece, más sabiendo que nosotras estamos para salvaguardar su vida, para salvaguardar su integridad, estábamos ahí para protegerlas no para lastimarlas, entonces que me hayan lastimado la cara pues sí me da mucha tristeza y me da miedo porque no sé si voy a quedar bien al 100 por ciento o si ya voy a tener una cicatriz en la cara”, lamentó.