Con la actualización de los precios en bienes y servicios al consumidor que por lo general se presenta al principio de cada año, el esfuerzo del sector patronal por mejorar las condiciones de vida de sus trabajadores queda desfasado, de ahí la necesidad de que haya una mejor estrategia y plan de apoyo por parte de la Federación fundamentalmente, a fin de que la clase trabajadora pueda tener un beneficio real.
Así lo manifestó el presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes, Raúl González Alonso, quien agregó que los patrones, a pesar de las condiciones complicadas por las que atraviesan, después de lo vivido durante el 2020 y este inicio de año, están haciendo su mejor esfuerzo para que el salario sea realmente funcional.
Por lo que compete al sector patronal, se tiene el compromiso de cumplir no sólo con un incremento salarial establecido, aunque se debe destacar que al menos en Aguascalientes, la mayor parte de los trabajadores perciben más de un salario, de acuerdo a lo acordado en sus contratos laborales.
Sin embargo, ante la obligación con la autoridad fiscal, incluyendo el IMSS e Infonavit, y el compromiso con los trabajadores para que puedan mantener un buen nivel de vida familiar, los empresarios tienen que sortear condiciones, tras las complicaciones a que se enfrentan en muchos de los casos, en medio de la crisis sanitaria que todavía no se supera y tras lo vivido en 2020 en que fábricas y oficinas de giros catalogados como no esenciales fueron paralizadas temporalmente.
Por ello, indicó que “es muy lamentable que a pesar de que se esté haciendo un esfuerzo importante por parte de los empresarios por mejorar los salarios, éste se diluya o no tenga el impacto que se podría esperar”.
Y es que, como siempre, los costos en bienes y servicios se actualizan con cierta frecuencia, lo que provoca que una mejora salarial no pueda tener el impacto que se pudiera haber contemplado dar al trabajador para que pueda mejorar sus condiciones de vida.