Una gran movilización de los cuerpos de emergencia se registró anoche, tras reportarse un incendio en un domicilio ubicado en el fraccionamiento Jesús Terán. Una persona del sexo masculino quedó atrapada en el interior, por lo que paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal de Aguascalientes tuvieron que ingresar a rescatarlo.
A pesar de lo aparatoso del siniestro, esta persona resultó ilesa y solamente se llevó el susto de su vida, desconociéndose las causas que provocaron el siniestro.
Los hechos se registraron el día de ayer a las 20:20 horas, cuando en el C-4 Municipal se recibió un reporte en el sentido de que en esos momentos estaba registrándose un incendio en un domicilio ubicado en la calle Caritino Maldonado, en el fraccionamiento Jesús Terán.
Los paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas de la Policía Municipal de Aguascalientes que en esos momentos se encontraban en la zona, se dirigieron al lugar de los hechos y encontraron una casa envuelta en llamas.
Los vecinos señalaron que en el interior se encontraba el propietario, quien fue identificado como Juan Alberto, de 55 años, por lo que de inmediato y arriesgando su propia vida, los elementos policiacos decidieron ingresar para auxiliarlo.
Cabe destacar que la incursión de los policías municipales se complicó, ya que la puerta de acceso principal se encontraba cerrada con llave, por lo que decidieron subirse al techo a fin de poder bajar por el patio.
Afortunadamente, los elementos policiacos se percataron que el incendio se originaba precisamente en el patio y el señor Juan Alberto trataba de sofocarlo con una manguera, ya que el fuego amenazaba con llegar hasta donde se encontraban dos tanques de gas LP.
Los paramédicos del Grupo de Operaciones Aéreas procedieron a auxiliarlo, para lo cual utilizaron cubetas con agua que sacaron del tinaco, siendo de esta forma como se logró controlar y sofocar por completo el incendio.
Posteriormente, el señor Juan Alberto fue auxiliado a salir por la azotea y tras ser revisado por los mismos paramédicos, detectaron que no presentaba quemaduras, aunque sí sufría de los efectos por la inhalación de monóxido de carbono, por lo que le brindaron los primeros auxilios en el mismo lugar de los hechos sin que fuera necesario su traslado a algún nosocomio.