Durante ésta y la siguiente semana, se podría disparar de manera importante el número de personas contagiadas de COVID-19, al entrar Aguascalientes a la fase más crítica de la pandemia, advirtió Ángel Piza Jiménez, secretario del Instituto de Servicios de Salud del Estado, quien solicitó a la ciudadanía no relajar las medidas de sanidad recomendadas que permitan mantener una baja incidencia.
Dentro del reporte técnico, el responsable del sector salud en la entidad precisó que existía hasta ayer un total de 358 casos confirmados y 385 más sospechosos. Se han contabilizado 2 mil 533 casos negativos y el número de defunciones a consecuencia del coronavirus se oficializa en 9, sin contar una persona más proveniente del vecino estado de Zacatecas.
Dentro de los pacientes más recientes incorporados a la lista de casos positivos, se encuentran dos menores de edad, correspondientes a una niña de nueve años así como un varón de tan sólo 9 meses de vida, este último hospitalizado.
Piza Jiménez precisó que continúa siendo fundamental permanecer en casa, evitar eventos masivos y en caso de tener que salir del hogar por causas de fuerza mayor, utilizar en todo momento gel antibacterial y cubrebocas.
Agregó que aún cuando la entidad mantiene uno de los índices más bajos de positividad del país con el 3.0%, el comportamiento del virus es variable en cada estado, por lo que según estimaciones Aguascalientes está próximo a iniciar el periodo más crítico de la pandemia.
Sin embargo, el director del ISSEA precisó que de evitarse el repunte en el número de casos, podría ser un indicador para que paulatinamente se pudieran retomar actividades pero continuando con las medidas sanitarias.
“En Aguascalientes se comenzará a entrar a la etapa crítica, debemos estar preparados para que la curva se mantenga plana. Ésta y la próxima semana serán el periodo crítico, por eso es importante continuar adoptando las medidas sanitarias y quedarse en casa”, concluyó.