Por Rubén Torres Cruz

Una pareja de ancianos que viajaban a bordo de su auto fueron brutalmente impactados por un tráiler, cuyo conductor presuntamente se pasó la luz roja del semáforo registrándose así el percance que mantiene al borde de la muerte a uno de los lesionados. Los hechos se registraron sobre la carretera federal número 45 a la altura de la avenida Margaritas, Jesús María.
El número de emergencias 911 atendió el llamado de auxilio alrededor de las 09:30 horas de ayer, en el que solicitaban la intervención de los cuerpos de emergencias, debido a que se había registrado un fuerte percance vial entre una pesada unidad y un auto particular, el cual había dejado personas lesionadas. Fue así que de manera inmediata se activaron los cuerpos de emergencias trasladándose al lugar de los hechos, elementos de la Policía Estatal, Bomberos del Estado, elementos preventivos, paramédicos del ISSEA e integrantes de la Guardia Nacional. Al llegar los socorristas, observaron un auto Datsun modelo 1983 en color rojo y con placas de Aguascalientes, en el cual había dos personas prensadas; así como un tráiler marca International, modelo 2019 en color blanco que transportaba a su vez un semi remolque. De esa manera, los cuerpos de emergencias procedieron a rescatar a los lesionados, quienes responden al nombre de Rogelio y Juana, de 78 y 73 años de edad, respectivamente. El hombre al volante al ser valorado presentaba una contusión en el cráneo, sin embargo, la peor parte la presentó su esposa que viajaba al lado en el asiento del copiloto y quien resultó lesionada en su hombro derecho, así como traumatismo craneoencefálico, por lo que únicamente ella tuvo que ser trasladada a recibir atención médica especializada al Hospital General de Zona Número 3 del IMSS.
De acuerdo a lo que se logró conocer, el vehículo Datsun circulaba en sentido de sur a norte cuando fue impactado por la pesada unidad que se desplazaba de norte a sur y el cual aparentemente no respetó la luz roja del semáforo ubicado en el lugar. Tras el impacto, el conductor del tráiler dejó abandonada la unidad, haciéndose cargo del percance la Guardia Nacional.