Han transcurrido más de cinco años en que el Colectivo Transporte Digno surgió para hacer una serie de propuestas para mejorar el servicio de camiones urbanos y taxis principalmente, sin embargo, al paso de los años, sólo se ha visto la buena intención y primeros pasos por parte del Gobierno Estatal, pero no la mano firme que permita al usuario sentirse satisfecho con la atención que recibe en cuanto a tiempos, rutas y calidad de las unidades.

Así lo manifestó el integrante de este Colectivo, Francisco Ruiz López, ex presidente de la Coparmex en la entidad, quien resaltó que, de parte de la autoridad estatal se ha mostrado el interés real de encontrar una solución, pero el tamaño de los problemas a enfrentar es más grande que la atención que se ha dado a la ciudadanía, “creo que hay interés del Gobierno para arreglarlo, pero incapacidad para hacerlo de golpe”.

Se deben reconocer los pasos que se han dado con miras a brindar un mejor servicio a los usuarios pero también a los choferes, como es cambiar algunas unidades y crear las terminales, en donde los operadores podrán tomar un receso e inclusive sus alimentos y si lo requieren hasta una ducha, en tanto les toca continuar con la ruta asignada, pero eso no lo es todo.

No debería ocurrir que ante las presiones de los concesionarios, el cansancio de los operadores y la paga que perciben, siempre tengan pretexto para amagar con el paro de unidades en servicio, afectando a los usuarios.

Criticó que el esquema de concesiones de camiones prevalezca, aun cuando fue una propuesta acabar con ATUSA y crear empresas, lo cual aparentemente se ha hecho, pues existen tres o cuatro empresas camioneras, pero el esquema de concesión no ha quedado en el olvido, pues si bien retiraron los permisos de algunos que no entraron “al redil”, se tiene conocimiento que otros empresarios o concesionarios incursionaron en el negocio.

El haber eliminado la Dirección de Transporte y creado la Coordinación de Movilidad, es loable, insistió Ruiz López, pues se tienen programas específicos para el transporte, pero hay factores que han limitado la estabilidad y cumplimiento del compromiso de mejorar la calidad del servicio, en tiempos y rutas suficientes, y es que hasta ahora no hay rutas de interconectividad, de ahí que para las familias sigue siendo por demás costoso tener que tomar más de dos camiones para llegar a su destino que no tiene rutas directas, además, también se quiere tener camiones más nuevos, no sólo repintados como están varios.