A una semana de llegar a la mitad de la temporada regular, la NFL ya tiene a 31 equipos que han conocido la derrota por lo menos en una ocasión, solamente queda una franquicia que va con marcha perfecta en sus seis partidos del calendario y son los Pittsburgh Steelers que han tenido un gran inicio de año. El equipo de Mike Tomlin ha basado su éxito en tener equilibrio en ambos lados del ovoide, aunque su defensiva es la que sobresale al ser líder en muchas estadísticas de toda la NFL.
Con solamente 286 yardas permitidas por partido, Pittsburgh lidera a la liga en este rubro y ha sabido contrarrestar la mejor cualidad del rival semana a semana, otra clave son las 26 capturas de mariscal de campo que tienen otro dato en el que son los mejores. A estos se unen las 1,718 yardas totales que han permitido en toda la temporada y las 413 que han recibido por tierra, en ambos casos los mejores números de la liga. Por si fuera poco, registran la sexta mejor cantidad en puntos permitidos por partido con solo 19.7, mientras que la ofensiva supera los 30 puntos en promedio cada semana, lo cual revela el éxito al menos en números que los tienen en calidad de invicto.
Ya adentrándonos más en su juego, Cam Heyward, Stephon Tuitt, T.J. Watt, Minkah Fitzpatrick y compañía, se encuentran jugando a un nivel de élite presionando siempre a la ofensiva contraria y limitando los avances que tienen. Cuando les logran mover el ovoide se cierran en la zona roja, haciendo que el daño sea menor. En tanto la ofensiva comandada por Ben Roethlisberger es una de las que más armas tiene en la NFL con un cuerpo de receptores vasto que ha sido ayudado por el novato Chase Claypool y el recién llegado Eric Ebron, además de James Conner que tras un 2019 flojo ha recuperado el nivel que mostró en su año de novato.
Aunque muchos ponen en duda la calidad de los Steelers por el calendario que han enfrentado, éstos suman tres victorias nada sencillas. Primero ante Philadelphia que es un equipo fuerte a la defensiva, después aplastando a Cleveland que tiene una de las mejores marcas de la Conferencia Americana y el pasado domingo superando a Tennessee que llegaba como invicto al partido. Ahora el equipo se prepara para su prueba más importante hasta el momento cuando visiten a los Ravens este domingo en lo que será una batalla digna de grabar por la cima tanto de la División Norte como por la Conferencia Americana, ahí se verá si realmente los Steelers pueden ir apuntándose junto a los Chiefs como los grandes candidatos al Super Bowl.