Enrique Osorio
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- El vecino de Luz Raquel Padilla Gutiérrez, la mujer que fue quemada viva en Zapopan, Jalisco, ya se encuentra detenido acusado de amenazas de muerte y lesiones y podría ser vinculado también al feminicidio de la activista.
La Fiscalía de Jalisco confirmó ayer que Sergio Ismael I., fue llevado ante un juez luego de que se entregó y declaró que la insultó y la agredió el 5 de mayo porque mojó a su perro accidentalmente cuando se le cayó una cubeta con agua.
El juez le dictó prisión preventiva y será el martes cuando se defina si hay datos suficientes para vincularlo a proceso.
Ayer, el subsecretario federal de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja, dijo que el vecino de Luz también podría ser responsable del feminicidio.
«Se le ejecutó orden de aprehensión por los delitos de lesiones calificadas, amenazas y delitos contra la dignidad de las personas. Esta causa penal es independiente de la carpeta de feminicidio, pero eventualmente también pudiera estar indiciado por este delito», dijo Mejía en la conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador.
Luz Raquel mantenía conflictos constantes con Sergio Ismael, tanto por la música a alto volumen que él ponía como por las crisis del hijo de ella, un niño de 11 años con diagnóstico de autismo, según lo documentó en sus redes sociales y ante autoridades, antes de ser asesinada.
Ayer, la activista fue despedida en la misa en la Basílica de Zapopan por familiares, amigos y activistas del colectivo #YoCuido, al cual ella pertenecía para prestar ayuda a otras madres con hijos con diagnóstico de autismo.