¿Qué vendrá para Michelle?

Hugo Lazcano 
Agencia Reforma

CDMX.- Si un personaje fue cobrando relevancia conforme transcurría la segunda temporada de Luis Miguel, La Serie, fue Michelle, la hija del ídolo, interpretada por la argentina Macarena Achaga.
Poco a poco, la tirante relación entre ella y el cantante (interpretado por Diego Boneta) se convirtió en una trama alterna estelar que, desde la ficción, perfila uno de los momentos de mayor crisis familiar en Luis Miguel.
Es la etapa cuando su hija, con quien el intérprete empieza a establecer un sólido vínculo, se enamora de su mánager (en la trama, encarnado por el español Fernando Guallar y, en la vida real, de nombre Alejandro Asensi).
El cierre de temporada termina cuando Luis Miguel se entera, por fotos, de la situación, mientras que su hija y Mauricio (Guallar) acuerdan informarle de su romance en un par de meses.
De modo que lo que verán los seguidores, en la tercera temporada de la trama producida por Netflix, es una incógnita hasta para Achaga, actriz de 29 años, muy ubicada por el público mexicano gracias al exitoso dúo amoroso “Juliantina” (acompañada de Bárbara López) de la telenovela Amar a Muerte.
“Todavía falta mucha estructura (en la trama). Hay muchas cosas que no se saben, pero yo espero con ansia que Michelle venga por todas en la próxima temporada. A ver…. La verdad, la verdad, la verdad… Yo sé qué me gustaría ver, pero de ahí a que lo cuenten es muy distinto, ésa es la verdad. Pero, bueno, es un buen momento para decirle a la gente que comente mucho qué es lo que quiere ver y seguramente va a tener mucha injerencia eso. Es un muy buen momento para que la audiencia se haga escuchar y pida lo que quiera”, dice sonriente Achaga en videollamada.

ASÍ LO DIJO
“He trabajado este proyecto sin expectativa, porque era tanta la intención que había, que no quería comprometer mi trabajo por las cosas que pudieran pensar afuera al respecto”.
Macarena Achaga, actriz.