En el municipio de Aguascalientes hay zonas comerciales sin ley y hace años arrastran vicios que ahora han saltado más a la vista, pues aquellos lugares donde hay alta concentración de personas, no es tanto porque vayan a hacer compras, sino porque el exceso de puestos semifijos y ambulantes impiden el flujo de los peatones, expresó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Humberto Martínez Guerra.

Por lo que respecta a la zona Centro, en infinidad de ocasiones se ha hablado de sitios que originalmente eran andadores con locales comerciales y poco a poco se fueron inundando de puestos semifijos, muchos de los cuales ni el permiso municipal tenían y sin embargo se toleró estar fuera de regla, pues la autoridad fue omisa en aplicar la ley por algún temor o interés.

Es entendible que ese tipo de comerciantes, ambulantes y semifijos también son necesarios y es su forma de autoempleo e inclusive de generar trabajo para otros, sin embargo, lo legal es que ocuparan un espacio en donde, además de estar en condiciones dignas, ofrecieran no sólo mercancía a sus clientes, sino también un espacio adecuado para que se realicen las compras.

Los comerciantes establecidos, indicó, no están en desacuerdo con esa forma de trabajar, sino con tantas irregularidades que se cometen y ahora con la pandemia y la necesidad de aplicar protocolos sanitarios como la sana distancia, además de contar con espacios dignos, es imposible en la mayoría de los casos.

Opinó sobre el retiro de los semifijos sin permiso en el pasaje Ortega y la obligación a permanecer dentro de sus locales en el San Antonio, lo cual dijo, es algo que hace mucho se debió hacer; “lamentable es que de esta forma se retire a comerciantes que estaban en calidad de semifijos, pero también sin permiso, y deben comprender su situación y que lo ideal es que se les ubique en un espacio donde cumplan con todos los requisitos municipales; podría ser inclusive en el mismo Centro, ya sería cuestión de la autoridad, pero que sea regular”.

Y si ya se comenzó con esos andadores, no estaría mal, subrayó, que se continuara con el andador Juárez y el tramo de la calle que lleva el mismo nombre a un costado del Templo de San Diego, en donde también es un foco rojo de contagios, por las aglomeraciones que se forman, “simplemente, pasar de Madero al Mercado Terán es ya difícil y podría ser zona roja para el COVID”.