Luis Miguel Rentería Arias, vicepresidente de la zona centro de la Confederación de Centrales de Abastos (Conacca), señaló que la iniciativa para que los alimentos no procesados que se venden en tianguis o comercios informales para que tengan una etiqueta de advertencia del contenido de sus productos debe ser una medida estudiada, no improvisada ni caprichosa.
Aseveró que esta iniciativa es necesaria de acuerdo al comportamiento de los mercados internacionales de alimentos, pero debe cuidarse que no se aplique sólo el modelo chileno que es el que se propone en México, ya que ese sólo advierte del daño que puede ocasionar los alimentos cosechados del campo, pero no habla de los contenidos nutritivos.
Al mismo tiempo, reconoció que se debe trabajar con los pequeños productores del campo, incluso antes que con los tianguis y los comercios informales que son los que venden los alimentos no procesados, a fin de avanzar en la certificación de productos inocuos y que no usen pesticidas que dañen la salud humana.
Explicó que el modelo de información mundial es el que debemos seguir en México, aquellos alimentos no procesados que son exportados han avanzado significativamente en este tema, los cuales se encuentran certificados en inocuidad, que son saludables y sanos. Y esta cultura debe llevarse hasta los productores de menor tamaño, para que todos tengan un código QR y código de barras.
“La tendencia mundial es hacia la trazabilidad y rastreabilidad de los alimentos del campo, para poder actuar si alguno afecta la salud humana. Es indispensable que esta estrategia de informar en una etiqueta sobre el contenido nutricional de los alimentos no sea con el objetivo de incrementar costos, sino que se trabaje para homologar este sistema con la norma internacional”.
Finalmente, Luis Miguel Rentería Arias enfatizó que la intención es que esta medida realmente sirva para algo, que se acompañe de una estrategia educativa de la población para que aprenda gradualmente el contenido de los alimentos y su enorme capacidad nutritiva que ellos poseen, siempre mejor que los productos procesados.