Jesús Vallín Contreras, director general del Modelo Integral de Aguas de Aguascalientes (MIAA), afirmó que el 100% del agua tratada en las 13 plantas de tratamiento de la capital se reutiliza. Subrayó que estas instalaciones cumplen con la normativa vigente, incluyendo especialmente la Norma 127, que regula la calidad del agua residual. El agua tratada se emplea en diversas actividades como el riego de áreas verdes, el abastecimiento de presas, campos de golf y también se distribuye mediante pipas para usos privados.
En cuanto a la capacidad de tratamiento, Vallín Contreras señaló que las plantas existentes cuentan con capacidad excedente, lo cual elimina la necesidad de construir más infraestructura. Sin embargo, destacó la importancia de implementar un programa de mantenimiento continuo para mejorar la eficiencia de las plantas.
En relación con la calidad del agua tratada, aseguró que ésta cumple con las normativas pertinentes, incluyendo la Norma 01 y la Norma 127. Aclaró que la presencia de sedimentos al hervir el agua es un efecto físico-químico normal que no compromete su calidad. Además, garantizó que el agua que se suministra a la población pasa por todos los procesos de cloración necesarios para asegurar su consumo humano seguro.