Es indispensable que todos los gobiernos pongan manos a la obra para solucionar el desabasto de gasolina en los estados de la región, sea su responsabilidad directa o no, exigió el empresario Juventino Romero de la Torre.

En conferencia de prensa, el presidente de la Comisión Laboral de Coparmex Aguascalientes, sostuvo que a casi tres semanas de la crisis del combustible, el impacto en el sector agropecuario crece porque no hay en qué distribuir la producción del sector.

En las industrias, no sólo se retrasan las líneas de producción por el retardo de trabajadores que pasan horas en las estaciones de servicio para cargar gasolina, sino que muchos de ellos están perdiendo bonos de puntualidad previstos en sus reglamentos internos.

La distribución de mercancías también se está estancando en la ciudad y los municipios y, si bien algunas tareas se están sorteando con trabajo en equipo, se actúa en esquemas emergentes.

Consideró que es sumamente delicado que se esté afectando el desarrollo económico del país y del Estado por una mala estrategia de combate al delito de huachicol, contra el que todos estamos en contra.

En ese sentido subrayó que exigir gasolina no significa estar a favor del huachicol, pues son dos temas completamente diferentes y separados uno de otro, ya que el combustible se requiere para la productividad y la vida cotidiana de los millones de personas que se dedican a trabajar.

Romero de la Torre consideró fundamental que todos los gobiernos trabajen por dar solución a esta crisis con acciones como la que consiguió un Estado del Bajío que trajo gasolina de Estados Unidos que quizá no ha podido entregarla, pero ya actuó.

Subrayó que en esta semana los empresarios ya empezaron a notar los efectos de retrasos, ausencias y carencias, por lo que es momento de que intervengan todos los involucrados, aquellos actores directamente implicados en el tema, como también los que están sufriendo los efectos de esta crisis.